Análisis Call of Duty Warzone 2.0: una actualización que se vendió como secuela

0
7

Desde su debut, Call of Duty: Warzone 2.0 no ha parado de romper récords y establecer nuevos hitos. Gracias a sus novedades, entre las que destaca el chat por proximidad que nos ha dado más de un momentazo, la nueva experiencia battle royale de Activision ha conseguido conquistar a más de 25 millones de jugadores en apenas unos días. Y, pese a todo lo que hemos comentado, la experiencia más reciente de la saga Call of Duty es incapaz de dejar atrás una amarga sensación: parece más una actualización que una secuela.

Es tan continuista respecto a su primera entrega que vuelve a caer en varios de sus errores

Aunque se haya vendido como una secuela, los distintos elementos presentes en Warzone 2.0 le colocan más cerca de ser una actualización que una segunda parte. En la línea del ahora renombrado como Call of Duty: Warzone Caldera, esta es una experiencia que enfrenta a más de un centenar de jugadores en partidas llenas de acción en las que la habilidad y la improvisación son la clave. Sin embargo, es tan continuista respecto a su primera entrega que, además de repetir sus aciertos, vuelve a dar la nota con varios fallos que no ha conseguido corregir.

Call of Duty: Warzone 2.0 está a la altura del éxito del original

Seré conciso y directo: la nueva propuesta de Activision encantará a los que disfrutaron con el estreno del battle royale de Call of Duty. A través de los distintos modos de juego presentes en ella, entre los que destaca la comentada perspectiva en tercera persona que —ahora sí, no como en Call of Duty: Modern Warfare II— saca provecho a las posibilidades que ofrece esta vista, los jugadores vuelven a tener a su disposición múltiples opciones para disfrutar de un battle royale que apuesta por el realismo.


De hecho, este es el estandarte que identifica a Warzone 2.0 y le distancia de otras ideas como Fortnite o Apex Legends. Al Mazrah, el nuevo mapa con hasta 18 escenarios diferentes presentes en él, es una localización que aprovecha al máximo las posibilidades de Call of Duty. En él, los jugadores pueden, por ejemplo, nadar, utilizar vehículos o usar el entorno a su favor para potenciar su forma de juego. Además, como una de las principales novedades, Activision ha optado por un punto de cierre dinámico que puede llegar a dividirse, a medida que se cierra el escenario de juego, en dos o tres círculos interconectados. Con esto, el título busca —y consigue— que los usuarios sean activos y se desplacen constantemente por el mapa.

Un gulag renovado y acción “a prueba de balas”

Como aspecto más positivo de Warzone 2.0 he de destacar la nueva funcionalidad del gulag. Aunque su esencia es la misma que en la entrega original, ser un escenario que ofrece a los más hábiles una “segunda oportunidad” para regresar al campo de batalla, en esta ocasión da un giro de tuerca para darle importancia a un factor clave: la confianza. De esta forma, aquellos que lleguen al gulag tendrán que disputar partidas de 2 contra 2 en las que pueden derrotar a sus rivales o, si confían en ellos, aliarse para derrotar al carcelero y volver los 4 a Al Mazrah. Sin duda, una de las opciones más interesantes.

Call of Duty: Warzone 2

En lo que respecta a la jugabilidad, Warzone 2.0 apenas muestra cambios respecto al original. Más allá de lo mencionado y de alguna modificación ligera como el rediseño de la mochila o la posibilidad de interrogar a los enemigos caídos para conocer la posición de sus compañeros, el battle royale de Call of Duty sigue siendo similar al que debutó en 2020. Y eso, vendiéndose como una secuela y no como una actualización, es un punto negativo que no se puede pasar por alto.

Warzone 2.0 sigue siendo uno de los referentes de género por su variedad de mods

Ya sea por tierra, mar o aire, existen infinidad de formas de enfrentar los desafíos de esta propuesta. En ella, el realismo le da la mano a la improvisación para ofrecer partidas que no tienen nada que ver entre sí. Así, aspectos como las armas que encuentres o el punto de cierre pueden determinar tu actuación y, por ende, el devenir de cada enfrentamiento. Para mí, este sigue siendo el atractivo principal del battle royale de Activision, esa capacidad de no brindar dos partidas iguales seguidas.

Lo negativo en Warzone 2

Por desgracia, aunque es una secuela, la atención al detalle parece haber sido mínima y muchas de las quejas vertidas por los usuarios de Warzone no han tenido mucho efecto. Los problemas con los servidores, la pésima calidad del sonido que ha provocado que me maten por la espalda sin oír llegar a nadie, o la imposibilidad de utilizar el contenido ya adquirido en el original son, para mí, aspectos que no pueden pasarse por alto. Aunque sea una experiencia muy continuista que encantará a los que disfrutaron con el primer Warzone, Activision podría haber depurado varios aspectos presentes en esta “secuela”.

Call of Duty: Warzone 2.

En definitiva, Call of Duty: Warzone 2.0 es, igual que lo fue el primero, uno de los reyes del género. Por su calidad incuestionable, por la variedad de modos (individuales, dúos, tríos, escuadrones y locuras en 3ª persona) y por tener detrás a una empresa como Activision, un seguro de vanguardia técnica que garantiza un aspecto gráfico impresionante, el nuevo battle royale de Call of Duty es un título que tiene una base millonaria de jugadores activos por motivos de peso. Por desgracia, como he reiterado en varias ocasiones a lo largo del análisis, es evidente que esto es una actualización disfrazada de secuela. Y esa falta de honestidad, sumada a los fallos que arrastra de su precuela, hacen que descarte recomendar esta experiencia por encima de otros battle royale menos realistas y más divertidos.

Aunque se promocione como una secuela, Call of Duty: Warzone 2.0 encaja mejor en la categoría de “actualización a lo grande”. Con nuevos modos, añadidos en la jugabilidad para dar un enfoque fresco y la tensión y diversión de siempre, el battle royale de Activision encantará a los que disfrutaron de la primera entrega. Sin embargo, el título sigue arrastrando los problemas del original y, pese a anunciar a bombo y platillo que esto es una “segunda parte”, lo que se ve en él demuestra falta de honestidad a la hora de colar como nuevo lo mismo de siempre.

  • Mantiene la acción y diversión del primero
  • La propuesta con el enfoque más realista de su género
  • El gulag ahora tiene un toque estratégico que le sienta de miedo
  • Arrastra los fallos del juego original
  • Aunque se haya anunciado como una secuela, es una actualización

Jugadores: 1-150

Idioma: Textos: Español y voces en español e inglés

Duración: Incalculable

Ver requisitos del sistema

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí