Análisis de Need for Speed Unbound: “Si te gusta la saga o los juegos de carreras, no puedes perderte este juego”

0
7

Need for Speed ha vuelto… ¡y no en forma de chapa! Con Unbound, la entrega más reciente de la franquicia de carreras deportivas estrella de Electronic Arts, la compañía demuestra que el reinicio de la serie fue un punto de inflexión con el que aprendieron a sacar el máximo partido a una marca histórica. Y, después de una campaña exprés en la que anunció, promocionó y lanzó el título en poco más de dos meses, el veredicto (referencias a Los Simpson aparte) es claro: Unbound es una de las mejores entregas recientes de la franquicia.

Unbound me cautivó desde el primer momento por lo divertido y desafiante que resulta ser

De la mano de Criterion Games, los padres Hot Pursuit y Most Wanted, Need for Speed aterriza en Lakeshore City, una ciudad inspirada en Chicago. En ella, los jugadores podrán disfrutar de los más de 140 coches presentes en el juego, muchos de ellos relacionados con marcas tan reconocidas como Porsche, Ferrari o Lamborghini. Así, después de casi una década alejada de la serie, ya que su última experiencia con la misma fue el co-desarrollo de Rivals junto a Ghost Games, el equipo de Criterion vuelve con una experiencia exclusiva de nueva generación capaz de exprimir al máximo la diversión y la emoción de las carreras callejeras.

La historia es una excusa para lo importante: la velocidad

Los amantes de las grandes historias, los giros de guion y los personajes con segundas lecturas y tramas profundas no encontrarán en Need for Speed: Unbound ese “algo” que buscan en según qué propuestas. Sin embargo, es importante recalcar que el título de Criterion Games no pretende ofrecer una campaña grandilocuente que deje sin aliento a cada instante. De hecho, su existencia es una excusa para disfrutar de la variedad de coches, la velocidad y las carreras callejeras, los verdaderos pilares sobre los que se apoya Unbound.


Así, la historia gira en torno a elementos tan cruciales en los mundos callejeros como la traición y la lealtad. Después de restaurar una “tartana” y de comenzar a hacerte un nombre en los bajos fondos de Lakeshore City, todo da un giro de 180º cuando la situación comienza a tomar un rumbo inesperado. Por ello, igual que sucede en otras experiencias similares, lo interesante comienza con ese arco de redención en el que debes volver a escalar hasta la cima. Y aquí, para ganar respeto y repercusión en un mundo lleno de amenazas, lo más importante es ser el más rápido.

Jugabilidad arcade que recupera elementos de anteriores entregas

Need for Speed: Unbound me cautivó desde el primer momento por lo divertido y desafiante que resulta ser. En lo que respecta al primer apartado, las carreras, las contrarreloj disfrazadas como entregas de coches y las pruebas de habilidad son la salsa de un plato que deja un agradable sabor de boca; por su parte, en lo referente al segundo, aunque se puede modular la dificultad y elegir entre las tres disponibles, lo interesante del título es aprender a exprimir sus mecánicas para sacarle el máximo partido a la conducción de cada vehículo.

Need for Speed: Unbound.

De esta forma, algo tan esencial en propuestas de este corte como “cómo tomar una curva” puede ser diferencial si tienes entre manos un BMW M3 o un Lamborghini Aventador S. Ya sea atacando el vértice, derrapando al límite o disminuyendo la velocidad para apostar por una conducción menos abrupta, las opciones a la hora de afrontar cada carrera y reto varían según el coche que hayamos seleccionado. Y a eso, además, hay que sumarle variantes como el nitro o los choques constantes contra otros pilotos o elementos del escenario.

Unbound es capaz de exprimir al máximo la diversión y la emoción de las carreras callejeras

Mas, sin duda, el aspecto que más me ha gustado de esta entrega es la relación entre el riesgo y la recompensa. El sistema de juego de Unbound invita a participar en eventos durante el día o la noche, siendo la policía más permisible durante la primera tanda horaria y más intransigente durante la segunda. Sin embargo, participar en muchos eventos para ganar dinero conlleva que el medidor de peligro aumente y, por consiguiente, los oficiales estén más atentos a nuestros movimientos. Así, esta entrega deja a disposición del jugador la posibilidad de aumentar su capital de forma rápida si, por el camino, es capaz de evitar las persecuciones policiales. Y eso, en los niveles más altos, es una prueba para los más habilidosos.

El cartoon y el realismo: un binomio de éxito inesperado

He de admitirlo: tengo cierta debilidad por los títulos con estética “cartoon”. Para mí, que sean capaces de mantener el tipo después de tantos años es una muestra de lo competente que es este estilo artístico. Por ello, que Lakeshore City esté plagado de personajes con dicha estética que, además, forman parte de un mapa realista de vanguardia, me parece una decisión tan positiva como acertada. Además, este tipo de arte, presente en detalles como el humo del derrape o los iconos sobre el coche para activar un “boost”, encajan a la perfección con “la esencia Need for Speed”.

Need for Speed: Unbound.

Por desgracia, no soy tan benevolente con la banda sonora del juego. Aunque en lo referente al ruido del motor, el sonido ambiente y otros aspectos sonoros el resultado es impecable, la apuesta tan cerrada de EA por la música urbana, el trap y los ritmos latinos me provocaron cierto hastío ya que tenía la sensación de estar ante “lo mismo” una y otra vez. Es innegable que, como en otras entregas, tiene canciones memorables; sin embargo, en esta ocasión se echa en falta más variedad en este aspecto.

La apuesta tan cerrada de EA por la música urbana, el trap y los ritmos latinos me provocaron cierto hastío

No obstante, este punto con el que no llegue a disfrutar no empaña la experiencia general que deja el título. En lo técnico es imposible rebatir sus virtudes ya que Unbound, y no he experimentado ninguna situación que indique lo contrario, funciona a 60 fps estables como una roca. Además, los tiempos de carga son anecdóticos, aunque es cierto que, al menos en la versión de PlayStation 5, es incapaz de aprovechar aunque sea de forma mínima las virtudes del DualSense. Una pena.

Un Need for Speed para seguidores de la saga y amantes de la conducción

En definitiva, Need for Speed: Unbound es una de las sorpresas más agradables del final de 2022. Aunque ha pasado de puntillas por esa promoción exprés que mencioné atrás, EA se ha sacado de la chistera un título competente que ofrecerá horas y horas de diversión a los seguidores de los juegos de conducción. Por desgracia, su apartado online deja mucho que desear en estos momentos, encontrándose más cerca de ser “un recurso anecdótico” de uno que justifica su existencia. Sin embargo, EA ya ha prometido que trabajará en añadir más coches, carreras y desafíos.

Need for Speed: Unbound.

Por eso, en resumen, Need for Speed: Unbound es un juego capaz de hacer lucir sus virtudes por encima de sus carencias. Para usuarios no acostumbrados a este tipo de experiencias, el título puede pecar de repetitivo e, incluso, de insulso. No obstante, aquellos que aman la conducción encontrarán en Unbound un desafío que requiere dominar las calles: conseguir los coches más potentes del mundo. Y eso, en una propuesta tan divertida, es una tarea que se aleja bastante de lo tedioso.

La nueva entrega de Need for Speed llega sin hacer mucho ruido y sorprende con una jugabilidad que apuesta por lo que mejor sabe hacer: diversión a raudales. Con más de 140 coches, múltiples circuitos urbanos y la tensión de escapar de la policía siempre presente, Unbound demuestra los motivos por los que la saga de carreras callejeras de Electronic Arts es una de las referentes del sector. Así, aunque no está a la altura de otros clásicos de la franquicia con más renombre y que serán mejor recordados, es una propuesta en la línea de la reimaginación de la serie que, además, demuestra que EA sigue aprendiendo con cada nuevo lanzamiento y apuntando a los deseos de los seguidores.

Comprar Need for Speed: Unbound

  • La diversión y la exigencia por bandera
  • Las carreras, los encargos y las pruebas de habilidad son la salsa del juego
  • Más de 140 coches y muchos más confirmados en próximas actualizaciones
  • La estética cartoon encaja a la perfección con el realismo
  • Si no eres fan de la saga o de los juegos de conducción, te resultará insulso y repetitivo

Jugadores: 1-16 (Online)

Idioma: Textos en español y voces en español / inglés

Duración: 10-15 horas (campaña) + Multijugador

Ver requisitos del sistema

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí