¡Confirmado! Los científicos afirman que el primer visitante interestelar conocido llegó a la Tierra en 2014 – Enséñame de Ciencia

0
6
El objeto interestelar más temprano confirmado llegó en 2014, dicen los científicos. (Representación artística de ‘Oumuamua / Crédito: Ron Miller).

Los astrónomos han confirmado que una roca espacial que golpeó la Tierra en 2014 es el primer objeto interestelar que nos visitó, incluso antes del famoso ‘Oumuamua. El pequeño meteoro habría llegado aquí el 8 de enero de 2014, lo que lo posiciona como primero de la lista por 3 años.

En un principio, el objeto interestelar más temprano confirmado fue ‘Oumuamua, descubierto en el sistema solar por Pan-STARRS en 2017. Un equipo de científicos exploró el catálogo de eventos de bólidos de CNEOS, en el que identificó un meteoro nombrado CNEOS 2014-01-08 detectado el 8 de enero de 2014 a las 17:05:34 UTC como procedente de una órbita hiperbólica no ligada.

Posteriormente el Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó una carta oficial en la que afirma que «la estimación de la velocidad comunicada a la NASA es lo suficientemente precisa como para indicar una trayectoria interestelar». Este descubrimiento había sido detallado en el estudio de 2019, en él se aseguraba un 99% de certeza que el objeto se había originado mucho más allá de nuestro sistema solar, pero nunca llegó a publicarse en una revista revisada por pares.

Un estudio reciente, publicado el 2 de noviembre en el Astrophysical Journal, confirma oficialmente que el meteoro que surcó los cielos en 2014 es definitivamente el primer objeto interestelar conocido hasta ahora. Entró a nuestro vecindario y fue identificado 3 años antes que ‘Oumuamua.

Según las estimaciones, CNEOS 2014-01-08 proviene de otro sistema debido a la gran velocidad en la que viajaba, 60 kilómetros por segundo, algo muy rápido para la gravedad de nuestro Sol. Cuando un objeto se desplaza a una velocidad que supere los 42 kilómetros por segundo, entonces se encuentra en un escape hiperbólico. Como se sabe la velocidad del meteorito supera esta cifra, se considera que proviene de un lugar fuera de nuestro sistema solar.

«Al extrapolar la trayectoria de cada meteoro hacia atrás en el tiempo y analizar las abundancias relativas de los isótopos químicos de cada meteoro, se pueden relacionar los meteoros con sus estrellas madre y revelar conocimientos sobre la formación de sistemas planetarios», escribieron los autores en el artículo. «[Algunos elementos químicos] pueden detectarse en las atmósferas de las estrellas, por lo que sus abundancias en los espectros de los meteoros pueden servir como importantes vínculos con las estrellas madre».

Este es un meteorito que podría contarnos mucho sobre el sistema solar y sobre lo que hay más allá. El problema es que el objeto impactó en el océano, lo que hace casi imposible estudiarlo. Los científicos creen que no todo está perdido, y de hecho, ya han puesto en marcha un plan de recuperación para realizar un análisis detallado de este.

En un artículo anterior de Enséñame de Ciencia mencionamos que un equipo de la Universidad de Harvard a cargo de Amir Siraj y Abraham Loeb del proyecto Galileo, nombre que se le dio a esta misión submarina el cual pretende pescar este meteorito, tiene como objetivo encontrar fragmentos de CNEOS 2014-01-08, roca que debe su nombre a la fecha en la que se estrelló en la tierra el 8 de enero del 2014 cerca de las costas de Papúa Nueva Guinea, en el Océano Pacífico. El equipo mencionó que de tener éxito en esta misión entonces representaría la primera vez que los humanos tienen contacto directo con un objeto más grande que el polvo interestelar. Puedes leer el artículo completo al respecto aquí.

El hallazgo se detalla en un artículo publicado en la revista Astrophysical Journal.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí