La compra de Activision Blizzard podría “conducir a aumentos de precios” y “dañar a desarrolladores”, según PlayStation

0
7

La deliberación de los organismos reguladores en torno a la aprobación de la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft sigue dejando titulares sobre las preocupaciones de PlayStation y las estrategias de Xbox tras la transacción. Esto nos ha permitido saber la cifra de suscriptores de Xbox Game Pass, al menos de la que Sony tiene constancia, y la opinión de los de Redmond sobre los exclusivos de PS4 y PS5.


“Microsoft controlaría contenido irremplazable que impulsa la participación del usuario” (Sony)

La CMA, entidad reguladora de Reino Unido, ha compartido nuevos datos de su investigación a través de un documento que nos deja aún más información sobre los pensamientos de ambas compañías. En este sentido, PlayStation vuelve a la carga diciendo que la compra de Activision Blizzard perjudicaría a los rivales de Microsoft en el sector de los videojuegos, motivo por el que insisten en bloquear la operación: “SIE está segura de que la investigación de la fase 2 de la CMA confirmará que es probable que la transacción reduzca la competición y debería prohibirse”.

“Microsoft controlaría contenido irremplazable que impulsa la participación del usuario”, continúa Sony haciendo referencia a la saga Call of Duty. “Tras la transacción, Microsoft controlaría el contenido de Activision que impulsa [REDACTED] veces más participación de usuario en PlayStation que todos los títulos propios y con mejor rendimiento de SIE juntos”.

De este modo, Sony reitera uno de sus temores al decir que “Microsoft tendría el poder y la incentivación de excluir o restringir rivales, incluyendo PlayStation y PlayStation Plus, de tener acceso a Call of Duty”. No es una sorpresa que la compañía nipona tenga la intención de bloquear la compra, pues las investigaciones de la CMA indican que los juegos de Activision y Microsoft representan entre el 30-40% de todos los minutos de juego en Reino Unido.

Xbox Game Pass

PlayStation teme que los jugadores se pasen a Xbox y/o Game Pass

“Contra una competencia más débil, Microsoft tendría la capacidad de: incrementar los precios de consolas y videojuegos” (Sony)

“A medio plazo, un número significativo de usuarios de PlayStation probablemente cambiaría a Xbox y/o Game Pass”, continúa la marca japonesa. “Contra una competencia más débil, Microsoft tendría la capacidad de: incrementar los precios de consolas y videojuegos para usuarios de Xbox (incluyendo esos que saltaron de PlayStation); incrementar el precio de Game Pass; y reducir innovación y calidad”. En este sentido, cabe recordar que Phil Spencer, jefe de Xbox, dijo que no era realista pensar que su departamento no aumentaría nunca los precios, una declaración que ofreció en respuesta al aumento de coste de PS5.

“La estrategia de Microsoft ataría a muchos consumidores a Xbox, incluyendo usuarios Xbox existentes que juegan a Call of Duty y aquellos que salten de PlayStation para jugar a Call of Duty. Estos usuarios atrapados serían menos propensos a cambiar [de plataforma] en respuesta a cualquier acción procompetitiva por parte de SIE”, añade PlayStation. “Esto evitaría efectivamente que SIE compita por el negocio de una gran parte de los jugadores de consola, reduciendo sus incentivos para invertir”.

El impacto hacia los desarrolladores pequeños

Otro de los temas abordados por Sony tiene que ver con la falta de opciones para desarrolladores pequeños si la transacción se lleva a cabo, pues considera que la presencia de Game Pass haría de Xbox una vía perfecta para dar a conocer títulos indie: “Como Microsoft anula PlayStation/PlayStation Plus, probablemente se convertiría en un canal de distribución crítico para desarrolladores independientes”.

“En esa posición de negociación debilitada, los desarrolladores independientes probablemente recibirían condiciones peores por su contenido de Microsoft o incluso podría requerirse la promesa de exclusividad a cambio de la distribución, disminuyendo así la capacidad y el incentivo de los desarrolladores independientes para invertir en nuevos juegos de alta calidad. Esto, a cambio, también dañaría incluso más a los consumidores”, explica Sony.

La CMA presentará los resultados de su investigación el 1 de marzo, pero es muy probable que se den a conocer otros detalles de la pugna por Call of Duty durante las próximas semanas. Al fin y al cabo, los últimos informes nos han dejado datos de vital importancia como la ventana de lanzamiento de la próxima generación de consolas, aunque actualmente la mirada de Sony y Microsoft está puesta en la resolución de los diferentes organismos reguladores de competencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí