Rune le arrebata a Djokovic la corona de París-Bercy

0
6


Finalmente, ha terminado ocurriendo lo improbable. Holger Rune vence a Novak Djokovic en la final del ATP Masters 1000 de París-Bercy 2022 con un marcador de 3-6, 6-3 y 7-5 en 2 horas y 32 minutos. Prueba de que el danés está preparado para dar ese salto definitivo a lo más alto del tenis. Rune se sobreponía a un primer set en el que no pudo desplegar cómodamente su estilo para dejar a todos sin palabras, incluido a Novak Djokovic.

Un par de puntos fueron necesarios para que Rune se quitara esos nervios de su primera final de Masters 1000 y pusiera en complicaciones a su rival. La primera batalla entre ambos se dio en la red, con un Holger que se crecía con el paso de los minutos. Pese a llegar al deuce, Novak se llevaba el primer juego con su saque en cuatro minutos, con ese primer aviso del danés.

DJOKOVIC ECHA EL CERROJO

Tuvo también que reaccionar Rune llevando la iniciativa del juego con su saque. Las genialidades del número 18 del mundo se merecían los aplausos de la grada, que quedaba maravillada tras una tremenda aceleración de Holger con su derecha y una dejada con efecto a la línea. El joven tenista estaba demostrando la concentración con la que entraba en la final. Aun así, dos dobles faltas de Rune hacían que Djokovic consiguiera ponerse líder en el marcador con 3-1.

Una vez conseguido el objetivo, Novak seguía sumando juegos en los que dominaba desde el fondo de la pista, aunque Rune no tiró la toalla en ningún momento. Los 5 errores no forzados del serbio le llevaron a conquistar el primer set del que Holger se despedía a las primeras de cambio, sin poder luego recuperar la desventaja desde el lado del resto.

RUNE RESPONDE CON SU SOLTURA

El danés levantaba al público después de salvar las tres bolas de break con las que arrancaba la segunda manga después de 9 minutos. Djokovic no era capaz de confirmar la rotura en un juego en el que los errores invadían su raqueta. Pese a que el serbio sacaba su mejor versión desde el resto, Rune firmaba una gran actuación con su saque para colocar el 3-0 en el luminoso. Nole empezó a dejar constancia de su frustración después de que Holger se defendiera a las mil maravillas para mantener las distancias.

La presión de forzar un tercer set ante Novak Djokovic no fue suficiente para que Rune bajara de alguna forma su nivel. El danés se adjudicaba el segundo parcial con un juego en blanco, subiendo la temperatura de la final tras imponerse al serbio en los intercambios desde el fondo de la pista.

Una doble falta de Rune volvía a poner a un Djokovic que no dejaba de estirar a los mandos de la final. Con un nuevo golpe sacado de la chistera, Holger tenía la oportunidad de recuperar la rotura de manera inmediata, algo que terminaba consiguiendo con un gran passing desde fuera de la pista. En el cambio de lado, Novak llamaba al fisio del circuito para que le atendiera durante el descanso en la zona del muslo izquierdo.

FINAL IGUALADO CON PREMIO AL MÁS ATREVIDO

En el momento más igualado y tenso del encuentro, ambos sabían de la importancia de mantener sus juegos al servicio. Holger, más valiente que Novak en el término del encuentro, se hacía con el break para luego sacar por el título de París-Bercy tras provocar con un golpe cortado que Djokovic la tirara fuera.

No fue tan fácil, porque Novak sacó su nivel más exigente al resto para forzar el tiebreak en seis ocasiones, pero a Rune no se le encogió el brazo y siguió soltando ganadores para concluir con la victoria más importante de su carrera hasta el momento, después de un último juego de más de 10 minutos de duración en el que Holger llegaba a su primera bola de partido en la que cometía doble falta. El joven pudo celebrar su triunfo en la segunda ocasión. ¿Qué será lo siguiente para el danés?





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí