6.3 C
Uruguay
InicioNegocioDólar: cuánto tiempo le queda al “veranito cambiario” y por qué vuelve...

Dólar: cuánto tiempo le queda al “veranito cambiario” y por qué vuelve a subir el blue

El acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) le permitió al dólar blue dar un respiro, luego de haber tocado un récord nominal histórico de $222,50 a finales de enero. Desde entonces, el paralelo se encaminó a la baja, e incluso desde que empezó abril se acomodó por debajo de la barrera de los $200. No obstante, entre inflación al alza y el gran desembolso de dinero que realizará el Gobierno en los bonos anunciados (unos $200.000 millones), en el mercado surge el interrogante respecto de cuánto más podrá sostenerse este nuevo “veranito cambiario”.

Tras una semana clavado en los $195, ayer el tipo de cambio informal se vendió en los arbolitos de la city porteña a $198, tres pesos arriba frente a la jornada previa. Hoy, volvió a subir $1,50, y quedó al borde de alcanzar el mismo valor que el de la ballena franca austral.

La misma dinámica se ve reflejada en los dólares financieros mediante la compra-venta de bonos AL30. Por segunda rueda consecutiva el MEP avanza dos pesos (+1,1%), y se muestra en pantallas a $193,25. En tanto, el contado con liquidación (CCL) se ofrece a $$192,71, $1,50 más que ayer (+0,8%).

Para el analista financiero Christian Buteler, los dólares libres podrían haber tocado un piso, principalmente, porque la semana pasada el Indec reveló que en marzo la inflación fue del 6,7%, la cifra más alta en 20 años, acumulando un aumento de precios del 16,1% en el primer trimestre del año. Según el economista, en ese escenario, un dólar estático no es sostenible.

“Ayer la suba se vio reflejada en todos los tipos de cambio alternativos. Es un movimiento normal, pero creo que la banda $190-$200 es un piso, en los próximos días debería empezar a subir y moverse al ritmo de la inflación. No es sostenible un dólar estable o a la baja con estos niveles de suba de precios. No están dadas las condiciones para que los tipos de cambio alternativos sigan cayendo, en los próximos días deberíamos ver un dólar recuperando algunos puntos de los que no subió este año”, explicó.

También quedaron bajo la mira del mercado los anuncios que realizó el Ministerio de Economía el lunes, entre los que se incluyó un paquete de bonos para que distintos sectores sociales no sigan perdiendo contra la inflación. Según Portfolio Personal de Inversiones (PPI), estas medidas “sin dudas deterioran la dinámica fiscal” para los próximos meses.

Todavía queda por ver cómo impactarán sobre los tipos de cambio paralelos los $200.000 millones de costo fiscal para llevar a cabo el reparto de subsidios que planea el Ejecutivo. “El piso para los financieros podría estar muy cerca, en especial considerando la elevada nominalidad de la economía, así como la mayor emisión monetaria que podría tener asociada los anuncios económicos”, consideró Gustavo Ber, titular de Estudio Ber.

Si bien se espera que en las próximas semanas los dólares libres empiecen a escalar, para el analista financiero Salvador di Stefano no se trata de una presión alcista, ya que “no hay combustible para que suban”. Esto se explica porque, desde que arrancó el año, el Banco Central (BCRA) subió las tasas de interés en nueve puntos, en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el objetivo es tener tasas de interés reales positivas.

Los tipos de cambio financiero subieron entre $1,50 y $2,50Shutterstock

“Los bancos han cortado el cupo de financiamiento a los privados porque le están prestando al Estado. Por eso por el momento vemos un escenario de iliquidez, que no posibilitaría una escalada del blue. A esto se le suma que el Estado no está emitiendo, y en lo personal no creo que emita en el corto plazo”, agregó.

Hay otro dos factores claves que seguirán manteniendo la “pax cambiaria” un tiempo más. Por un lado, los vencimientos impositivos que se avecinan. Por el otro, los grandes desembolsos que deberán enfrentar las empresas en los próximos dos meses, en mayo por el aumento pactado en las paritarias, y en junio por el medio aguinaldo.

Hay una ventana de tiempo de casi 90 días de profunda iliquidez, ya sea por causas financieras, como falta de capital de trabajo, aumentos salariales, pago de impuestos y porque las ventas no están funcionando al ritmo esperado. Hasta entonces, el blue no debería tener una gran presión alcista”, completó di Stefano.

Por otra parte, el dólar oficial mayorista se vende a $113,97, por lo que la brecha con el blue se posiciona en un 75%. El dólar oficial minorista cotiza en los bancos a un precio promedio de $119,14; el dólar ahorro, con un recargo del 65%, toca los $196,58.

Con respecto al riesgo país, hoy desciende 15 unidades y se posiciona en los 1672 puntos básicos (-0,9%). Para encontrar una cifra tan baja hay que remontarse a finales de octubre del año pasado, cuando el índice elaborado por el JP Morgan operaba en torno a los 1670 puntos.

Esta caída del riesgo país es consecuencia de la suba que presentan los bonos del último canje de deuda. Este miércoles en el exterior registran avances de hasta un 1,1% (Bonar 2038), mientras que a nivel local trepan hasta un 2,3% (Global 2046).

El S&P Merval opera estable en los 92.144 unidades (+0,1%). En cambio, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street (ADR) operan, mayoritariamente, en terreno negativo: Edenor se hunde 4,4%, Transportadora de Gas del Sur 4,1% y Ternium 3,4%.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes