6.3 C
Uruguay
InicioEntretenimientoEl accidente doméstico de Paula Chaves: “Me quemé viva”

El accidente doméstico de Paula Chaves: “Me quemé viva”

Paula Chaves

Paula Chaves pasó un mal momento tras protagonizar un accidente doméstico y compartió en sus redes la imagen de las heridas en su mano. La conductora y esposa de Pedro Alfonso se quemó con agua hirviendo.

“Me agaché con el termo en la mano y sí, me quemé viva”, escribió en sus historias la ex Bailando junto con una foto en la que se ve el termo para el mate y su mano con una compresa de hielo por encima, para calmar el dolor y el ardor producto de la quemadura.

Paula Chaves se accidentó
Paula Chaves se accidentó

En más de una ocasión Paula se definió como “fanática del helado de chocolate y almendras, el agua mineral, la cola light, el rock, los osos de peluche, el mate”, por lo que, no es de asombrar que haya tenido dicho percance preparando la infusión típica argentina.

Mamá de Olivia, Baltazar y Filipa, la ex Super M contó hace un tiempo que terminó de hacer el curso de doula. En diciembre, Chaves finalizó la cursada que tiene una duración de 10 meses, en la modalidad semipresencial que incluyó una cursada presencial de 6 horas, que se llevó a cabo un sábado al mes y una clase teórica online de 3 horas. De esta manera, aprendió sobre comunicación y coaching; sexualidad femenina y ginecología autogestiva y natural; fisiología del parto; asistencia en los partos en el sistema actual; lactancia; puerperio, pareja y duelo; la teoría sistémica, constelaciones familiares y trauma, entre otros temas.

“Sentí el llamado y entendí que ser doula es mi misión en la vida”, contó a Teleshow y dijo que lo que quiere es acompañar “empática y amorosamente” a otras mujeres en su proceso hacia la maternidad. “Tenía una fascinación por los nacimientos que no había podido explicarme hasta conocer a todas esas madres con igual vocación. La maternidad viene a revolver todo: lo bueno, lo malo, lo oculto, lo desconocido. Y a mí me atravesó. Me desarmó. Me descolocó. Sacó a la superficie algunos asuntos latentes y me invitó a indagar y a sanar parte de mi historia personal y familiar. Tal es así que hasta investigué sobre cómo había sido mi llegada al mundo. Y desde ahí, empecé a acomodar las piezas de este rompecabezas que es la vida”.

En otra charla con este sitio, develó que la maternidad la ayudó a sanar las heridas de su infancia y el vínculo con su mamá. También había contado cómo fue el nacimiento de Filipa, en plena pandemia en el 2020: “Me encanta vivir en comunidad, soy re sociable y tengo que convivir con un marido que es más solitario entonces es como que voy buscando un intermedio, pero parir y no recibir a nadie en casa fue un placer. Obvio que extrañé a mi mamá, mi papá, mi hermana. Pensar que los veía desde la puerta de casa y no nos uníamos para no ponernos en riesgo de nada, no lo puedo creer. Me perdí varios abrazos de mis abuelos que me hubiese encantado poder darles”.

Además, había asegurado que si no se hubiera dedicado a los medios, seguro hubiera sido partera: “Me encanta acompañar a las mujeres en los procesos de gestación, de parto, de puerperio, siento que hay como un ámbito descuidado que no se cuenta tanto. Eso de romantizar la maternidad y que todo está bárbaro y no, es re oscura la maternidad. Nos refleja con nuestra propia sombra, con nuestra propia herida de cuando somos chicos”.

SEGUIR LEYENDO:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes