11.7 C
Uruguay
InicioNegocioEmprendedor. Es argentino y desarrolló una franquicia en Estados Unidos que permite...

Emprendedor. Es argentino y desarrolló una franquicia en Estados Unidos que permite sacar la visa de inversión a los que quieren emigrar

Primero tuvo el sueño de abrir un café. Luego, una cadena de cafeterías. Más tarde, de ingresar al mercado de Estados Unidos. Ahora, con dos locales en Miami y uno en Nueva York, el fundador de Alex Coffee Roasters, Juan Ferrari, va por las franquicias. Ya no habla de sueños. Habla de planes.

“Alex” surgió de noches y madrugadas en Google buscando crear “una gran marca”, como quería Ferrari, un infante de marina con mucho conocimiento de paracaidismo, andinismo y buceo, pero nuevo en el mundo de los negocios. El café especialidad lo conquistó (un grano de excelente calidad) y su perro Alex fue el logo y nombre perfecto para comenzar. Con la ayuda de dos amigos, José y Martín, dio a luz al primer local de su cadena, un foodtruck en Pilar.

Siete años después, cinco locales en Argentina y miles de café de por medio, asentado con su familia en Miami, Ferrari celebra la reciente apertura del local en el Brickell City Center, un shopping de lujo en el downtown de Miami. Ya cuenta con uno en Wynwood, y planea abrir cuatro más en el sur de Florida. “Uno será un tostadero, y tres más serán franquicias que pueden ser food trucks o locales chicos. Ya tenemos todos los documentos para empezar con las franquicias, pensamos un modelo muy eficiente”, adelanta.

La empresa argentina ofrecerá dos tipos de inversiones: el primero es el modelo tradicional, para aquellos que no tienen apuro, donde el inversor firma con la marca para instalar una franquicia, busca el local, hace la obra correspondiente y sus permisos, etc, lo cual puede demorar hasta un año.

La segunda opción tiene un retorno de tasa fija al principio, donde el único riesgo lo asumimos nosotros al igual que las demoras en el proceso. El inversor entra cuando ya está el local habilitado y vacío, para poner el mobiliario, equipos y empezar. Tenemos un modelo propio de construcción de locales, y queremos ser una muy buen alternativa para los que quieren tramitar su visa y eventualmente vivir en Estados Unidos. Tengo el sueño personal de impactar en la vida de familias emprendedoras, que puedan tener su propio negocio y si así lo desean puedan emigrar”, afirma Ferrari.

El nombre de Alex, fue en honor al perro que la pareja de Ferrari tuvo en la adolescencia.prensa Alex Coffee Roasters

Para las próximas aperturas tiene algunos barrios en la mira como Coral Gables, Coconut Grove, Brickell, Midtown; y también analiza en el condado de Broward los barrios de Palm Beach y Boca Ratón.

El foodtruck es la opción más barata, luego la cafetería chica y por último el local grande. Para tramitar una visa la ley no especifica un mínimo de inversión, pero la evidencia habla de un mínimo de US$180.000. “El producto ideal para una visa E2 es desembolsar lo más cercano al mínimo, y que entre el ingreso del negocio, más el trabajo del cónyuge (la visa le da permiso de trabajo), esa familia pueda vivir. Estoy convencido que nuestro producto lo puede lograr”, asegura.

El costo del foodtruck va de US$100.000 a US$ 150.000. Un local chico entre US$200.000 a US$ 250.000, y el local grande no tiene límite, a partir de US$ 350.000. “Podes tener un local de brunch, que tiene un ticket promedio más alto. El brunch es la mejor herramienta. Es una operación corta con un ticket muy alto y alta demanda. La gente en Miami quiere brunch, es un ticket por persona de US$25 a US$30 cuando en cafetería es de US$8 a US$ 0. Si bien tenés un alquiler y estructura más alta, el recupero de la inversión de una franquicia de gastronomía en general es entre 24 y 30 meses”, dice. “Si en la pareja trabajan los dos y se ahorra en recurso humano, es más fácil llegar a los valores que se necesitan para vivir.”

Uno de los foodtrucks de Alex Coffee Roasters
Uno de los foodtrucks de Alex Coffee Roasters

En Estados Unidos, un local chico tiene un ticket promedio (transacción por cliente) de US$12 y Ferrari toma los números que ya conoce para hacer una ecuación. En Argentina, las cafeterías de su marca tienen 150 a 350 tickets diarios. “Acá son números lógicos. Hoy en Miami hacemos entre 100 y 150 tickets por día para un primer año. Si hablas de 100 tickets diarios haces unos US$36.000 por mes. Si el dueño no lo trabaja te quedan entre US$6000 o US$7000 de ganancia pagando los grandes costos que son alquiler, servicios, recursos humanos, productos, y royalty de franquicia que suele ser 5%. Si un franquiciante decide operarlo él, el costo promedio por empleado que se ahorra es de US$3.000 a US$4000. Te cambia la ecuación”, detalla.

Uno de los negocios que ya funcionan en Miami
Uno de los negocios que ya funcionan en Miami

En Argentina, los locales chicos tienen cuatro empleados pero el empresario está eficientizando su funcionamiento en Estados Unidos, con solo tres personas. “Aprendimos a jugar con los horarios locales, donde al principio y final del día con un solo empleado alcanza, y los sistemas de pago digitales son muy amigables, porque el cliente ayuda mucho. Vos le das vuelta la pantalla y el cliente paga solo mientras el barista le hace el café. En Argentina no está tan desarrollado, el cajero tiene que seguir estando”, cuenta. Ferrari tiene la obsesión de mejorar los sistemas tecnológicos para que en un futuro el cliente pueda comprar desde el celular o terminales de autoservicio.

En la tierra del Starbucks (con quien dice no competir, ya que no tiene café especialidad ni podría por los volúmenes que maneja esa cadena), Alex Coffee Roasters apunta además a vender café para terceros. Hoy ya tiene cuatro clientes en Miami y uno en New York. También está desarrollando los canales digitales para un futuro e-commerce y abrirá su propio tostadero de café en Wynwood, con los granos que trae de Colombia, Brasil y Papúa Guinea. Su intención es llevar la valuación de su compañía a los 100 millones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes