10.7 C
Uruguay
InicioUruguayEn Uruguay reclaman una rebaja de los precios de la nafta en...

En Uruguay reclaman una rebaja de los precios de la nafta en la frontera con la Argentina por la enorme brecha

MONTEVIDEO.- Hoy los departamentos uruguayos que limitan con la Argentina se enfrentan a una dura realidad por la diferencia cambiaria: están frente a la mayor diferencia de precios en 20 años. El combustible sale 27 pesos uruguayos (0,65 centavos de dólar) del lado argentino y 59 pesos uruguayos (1,43 dólares) del otro lado de la frontera. Aunque el gobierno de Uruguay rebajó el Imesi (Impuesto Específico Interno) eso no ha sido suficiente para achicar la brecha. Tanto intendentes como comerciantes y legisladores apuntan a la necesidad de bajar más los precios de los combustibles para poder competir con los valores de Argentina.

La apertura de fronteras es entonces una buena noticia para el turismo, pero no tanto para el comercio. Un producto puede salir tres o hasta cuatro veces menos en Colón, Argentina, que en Paysandú. “El tema fronteras siempre se ha tratado como coyuntural y hace 20 años que la diferencia cambiaria con Argentina es abismal. Creo que hay que dejar de pensar dentro de la caja y pasar a ver el tema con una mirada de problema estructural”, señaló a El País el intendente de Paysandú, Nicolás Olivera. Según dijo, el “gesto de quitar el IVA a productos de la canasta no soluciona porque hay diferencias de precios de tres o cuatro veces”.

En tanto, se mostró favorable a que se pueda lograr una mayor rebaja del Imesi para el combustible. El punto mantiene preocupados a los intendentes del litoral. El oficialista Partido Nacional ya pidió una reunión con el secretario de la presidencia, Álvaro Delgado, para que desde el gobierno central se tomen medidas respecto a la brecha de precios que crece día a día.

El diputado del Partido Colorado de Paysandú, Juan Carlos Moreno, contó a El País que “hay filas de kilómetros y kilómetros” para ir a cargar combustible o comprar productos del lado argentino, incluso hay quienes pasan el puente caminando. Para cruzar a Colón son apenas 10 kilómetros y la diferencia de precios es de 200%. “Se padece mucho en lo comercial”, concluyó.

Por el paso de frontera Salto-Concordia, desde el sábado pasado al mediodía de ayer cruzaron 16.800 vehículos. El intendente Andrés Lima resumió lo que está sucediendo en una frase: “Es un golpe fuerte al comercio de Salto y también al del litoral”. Esto afecta tanto al comercio como a las estaciones de servicio locales y generó problemas de desabastecimiento de combustible en Concordia, que no estaba preparada para este nivel de demanda. Una posible solución es habilitar la microimportación, dijo el intendente, en alusión a la normativa que permitiría al comerciante local adquirir el producto más barato en Argentina y luego pagar una tasa de importación para venderlo en Uruguay, que según se ha manejado puede ser del 3% o 5%.

Por su parte, el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, conversó con Delgado para “ponerse en campaña con el tema de los precios”. Además, señaló que el asunto de la microimportación fue planteado por el propio presidente Luis Lacalle Pou hace ya varios meses. Por lo que Lafluf esperará primero la reunión con el gobierno para hacer luego las propuestas.

Largas colas para cruzar desde Fray Bentos a Gualeguaychú, durante el fin de semanaEl País

Mayor brecha

“Hoy la diferencia de precios con Argentina es la mayor en 20 años y afecta una amplia gama de productos y de servicios. A eso se suma una diferencia en el valor de los combustibles y esto es una preocupación”, reconoció a El País Vera Facchin, presidenta del Centro Comercial de Salto. La preocupación es que esto se traduzca en una pérdida de fuentes laborales, las que habían crecido con el efecto de la pandemia y tras el cierre de fronteras.

La actividad comercial de alimentos había aumentado en el entorno del 30%. A través del Observatorio Económico de la Universidad Católica de Salto se mide la brecha de precios con Argentina y el resultado es que es 56% más barato adquirir una canasta básica en Concordia que en ese departamento. “La mayor diferencia que habíamos tenido era cercana al 30% en el peor momento, hoy lo superamos”, dijo Facchin.

Hoy los centros comerciales del litoral (Paysandú, Salto, Río Negro y Bella Unión) plantean al gobierno uruguayo la necesidad de aplicar “políticas de frontera” que están incluidas en tres proyectos de ley a estudio del Parlamento: esto supone la microimportación (contenida en iniciativas de los senadores Sergio Botana y de Germán Coutinho) y la exoneración de IVA en artículos de canasta básica, planteada por el partido Cabildo Abierto.

Además, en una conversación con el secretario de la presidencia Álvaro Delgado, los centros comerciales pidieron revisar el decreto que rige para abaratar el precio de las naftas en frontera (que tienen un descuento del 24% de Imesi) y solicitaron que se aumente el porcentaje la rebaja para el litoral. “Si tuviéramos el descuento del 38% del Imesi (es decir total) todavía estaríamos en una situación de desventaja”, explicó Facchin.

Políticas de frontera

El senador colorado Germán Coutinho presentó en el Parlamento un proyecto de ley de políticas de frontera que pidió sea tenido como tema prioritario para este año. “No solo porque vivo en Salto es importante, porque el litoral está pasando su momento más difícil con la mayor diferencia cambiaria de los últimos 20 años”, reconoció a El País.

En ese marco insistió: “Hay que volver a actualizar el decreto de los combustibles de acuerdo a la diferencia”. Concretamente, lo que propone es ajustarlo más para desmotivar la ida de los uruguayos a Argentina para llenar el tanque.

Otro que planteó políticas de fondo para arreglar el tema de la frontera fue el senador oficialista Sergio Botana, que en un proyecto de ley que está a estudio del Parlamento pidió habilitar la microimportación por medio del pago de una tasa, que permite adquirir el producto a un precio mayor que el de Argentina o Brasil, pero más bajo que el valor habitual. ”El problema de la frontera se arregla eliminando la diferencia de precio y para hacerlo, la mejor medida y la más inteligente es la flexibilización comercial”, aseguró Botana. Eso implica habilitar la microimportación, aunque para él hay que flexibilizar la importación para toda la economía y “terminar con los privilegios de los importadores”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes