la historia detrás de la prenda

0
6

La protagonista de “Friends” lució infartante en la tapa de una revista y reveló los intentos que tuvo para ser madre.

La actriz estadounidense Jennifer Aniston nunca deja de ser noticia. Esta semana, la ex protagonista de la serie “Friends” reveló en una entrevista a la revista “Allure” que intentó ser madre y se sometió sin éxito a tratamientos de fertilidad durante una época muy dura de su vida y sus revelaciones fueron noticia.

Y su foto en dicho artículo, ni hablar: se mostró con una diminuta pezonera negra, una prenda que tiene una larga historia en el mundo de la moda.

Aniston protagonizó la última tapa de la edición estadounidense de la revista “Allure”. En la imagen, la actriz, de 53 años, aparece ataviada con unas eróticas pezoneras negras una prenda que dio que hablar.




Jennifer Aniston se sacó una foto en pezonera para la última tapa de la revista “Allure” y contó su historia de vida acerca de la maternidad.

Aunque ha generado un gran revuelo, no es ninguna novedad de las últimas colecciones de las firmas de lujo sino una pieza vintage que pertenece a una colección de Chanel del año 1996.

​El minúsculo bikini, que solo tapa el pezón, se popularizó hace más de 25 años, cuando las modelos Eva Herzigova y Carla Bruni lo subieron a la pasarela, tanto en color negro como en su versión rosa.

Así, Chanel triunfó con este sencillo diseño que tiene como absoluto protagonista el monograma .compuesto de dos “C” entrelazadas- de la casa francesa.

La modelo checa Eva Herzigova fue una de la pioneras en usar la  pezonera creada por Karl Lagerfeld a mediados de los años 90.


La modelo checa Eva Herzigova fue una de la pioneras en usar la pezonera creada por Karl Lagerfeld a mediados de los años 90.

Ahora, tras la foto de Jennifer aniston, el precio de esta prenda vintage diseñada por el genial Karl Lagerfeld, se disparó por completo, al punto que ya ha alcanzado un precio en Shopper Board de 18.000 dólares.

Jennifer Aniston y la maternidad

En sus declaraciones a “Allure”,  Jennifer Aniston habló de las críticas que siempre recibió por no haber sido mamá porque supuestamente quiso priorizar su carrera como actriz.  “Años y años de especulaciones… Fue realmente duro. Estaba sometiéndome a FIV (fertilización in vitro), tomando tés chinos, de todo. Estaba dándolo todo por ello. Habría dado lo que fuera si alguien me hubiera dicho: ‘Congelá tus óvulos. Hacete un favor’. Simplemente no lo pensás. Así que aquí estoy hoy. El barco ha partido”, dice la actriz.

La protagonista de la serie Friends (1994-2004), no obstante, asegura que tiene “cero remordimientos” por no haber sido madre e incluso siente “un poco de alivio” al no tener que pensar en la posibilidad de quedarse embarazada, algo que en su caso define como “un camino muy difícil”.

Aniston señala que fue muy doloroso enfrentarse al mismo tiempo a la “narrativa” esgrimida por los tabloides de que “era egoísta” y que solo le importaba su carrera para especular sobre su vida personal, ante lo que asegura: “Que Dios perdone a la mujer que tiene éxito y no tiene un hijo”.

Jennifer Aniston y las especulaciones con Brad Pitt

Y recuerda aquellas especulaciones que se propagaron tras su ruptura con Brad Pitt: “Y la razón por la que me dejó mi marido, por la que rompimos y acabamos nuestro matrimonio, era porque no le daba un hijo. Mentiras completas. No tengo nada que esconder en este punto”.

Brad Pitt y Jennifer Aniston, en uno de sus últimos encuentros públicos.


Brad Pitt y Jennifer Aniston, en uno de sus últimos encuentros públicos.

A esa etapa de su vida parece referirse cuando defiende que se siente más a gusto consigo misma a los 53 años que cuando era más joven, ubicando su peor momento a finales de su década de los 30 y principios de los 40.

“Por eso tengo tanta gratitud por todas esas cosas de mierda. Si no, me habría quedado siendo una persona con miedo, nervios y e insegura sobre quién era”, agrega la intérprete, que resume todo con un “ahora me importa un pito”.

Aniston, acompañada de sus perros en su casa de Los Ángeles, revela también haber hecho las paces con su madre, con quien tuvo una relación complicada, fruto de un esfuerzo personal por resolver asuntos que arrastraba desde su infancia y que influyeron en su visión de las relaciones.

Con o sin maquillaje, peinada o despeinada, Aniston siempre es una belleza. Y ella afirma sentirse mejor ahora, a los 53 años,que cuando tenía 30 ó 40.


Con o sin maquillaje, peinada o despeinada, Aniston siempre es una belleza. Y ella afirma sentirse mejor ahora, a los 53 años,que cuando tenía 30 ó 40.

“No quería emparejarme con alguien hasta que parte de ese trabajo estuviera hecho. No sería justo“, comenta al respecto, comparando esa situación con “mudarse a una casa en la que no hay paredes” y describiéndose preparada para una relación, pero sin interés en casarse de nuevo.

“Pasé muchos años protegiendo mi historia con la FIV. Soy muy protectora con estas partes porque siento que hay muy poco que puedo guardar para mí misma. El mundo crea narrativas que no son verdad, así que yo puedo contar la verdad. Es como si estuviera saliendo de hibernar. No tengo nada que esconder”, recalca.

“Fue una absoluta mentira”, dijo. “No tengo nada que ocultar en este momento”.

Mirá también

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí