6.3 C
Uruguay
InicioNegociogurú de la city explicó por qué es inevitable una mayor devaluación

gurú de la city explicó por qué es inevitable una mayor devaluación

¿Terminó el mes de marzo?

Tenemos la certeza de que la tasa de devaluación del mes fue del 3,3%, el trimestre 8,0% y los últimos 12 meses el 20,6%, versus una inflación que no cede, que se espera en un valor superior al 5% para marzo, en torno del 14% para el trimestre y se proyecta en el 53% para los últimos 12 meses.

El divorcio es muy grande

Enorme, aquellos que se dedican a la exportación ven crecer sus ingresos a una tasa del 20% y sus gastos de estructura aumentan a un ritmo superior al 50% anual, las rentabilidades se achican y hay que salir a buscar más escala para ganar dinero.

¿Cómo seguirá el año?

El Banco Central no tiene dólares, cualquier cuenta que proyectemos nos dará escasez de divisas, por ende, las empresas no podrán satisfacer sus necesidades de importación de materias primas indispensables para la actividad económica.

¿Vamos a crecer menos?

El Índice de Producción Industrial alcanzó un techo en febrero, creemos que en el año 2022 el PBI crecerá menos del 3% proyectado por el gobierno. En algún momento del año el gobierno tendrá que elegir entre seguir conteniendo al dólar oficial o crecer.

¿Qué elegirá?

No me quedan dudas que el gobierno terminará devaluando a mayor ritmo el dólar oficial, no tenemos gasoil para la logística del país, eso es gravísimo, por ende, creo que la tasa de devaluación se acelerará notablemente en los próximos meses.

¿Qué pasaría con la tasa de interés en abril?

Creemos que el Banco Central volverá a aumentar la tasa de interés, hoy se ubica en el 44,5% anual, como mínimo tendría que subirla al 47% anual, de lo contrario no genera efectos en el mercado, personalmente creo que ya debería estar en torno del 50% anual.

¿Ese es el problema?

Es la consecuencia de un país que ve crecer todos los meses el déficit fiscal, en el mes de marzo el déficit será mucho más alto que el de enero y febrero. Si lo financiamos tomando crédito en el mercado, las empresas tendrán dificultad en conseguir financiamiento y, si a esto le sumamos suba de tasas, estamos ante un combo explosivo. Las empresas deberán subir precios para cerrar en positivo el presupuesto.

Desde tu punto de vista, ¿vamos a tener más inflación?

En la medida que no hagamos reformas estructurales para reducir el déficit, inflación y devaluación están aseguradas.

¿Si dolarizamos?

El cambio de la unidad monetaria no asegura que Alberto Fernández mejore su gestión. Dolarizar debería ser parte de un cambio de esquema global del gobierno, en donde la gestión permita que la Tesorería tenga superávit fiscal y que el país sea atractivo para que lleguen inversiones. La pregunta obligada es. si tenemos superávit fiscal y aplicamos un atractivo plan de beneficios fiscales para que retornen inversiones, ¿para qué querés dolarizar?

La gente ama el dólar

Hay que mirarlo de lejos en esta coyuntura. En los últimos 5 años la gente acopió muchos dólares billetes. Hoy el mercado se encuentra por primera vez en años con un gobierno que necesita controlar la inflación, para ello aumenta la tasa de interés en pesos, se cortan líneas de financiamiento y hay menos crédito para las empresas. El dólar en medio de esta recesión está llamado a estar más calmo, y si aumenta lo hará a menor ritmo que la inflación.

¿Cómo ves la evolución en los últimos 12 meses?

En los últimos 12 meses el dólar blue aumentó el 41%, mientras que la inflación fue más del 50%, el Índice Cámara de la Construcción aumentó más del 50%, los autos aumentaron más del 60%, todo está aumentando a mayor ritmo que el dólar blue. Hay inflación en dólar blue.

¿Es momento de tener acciones?

Es probable que las acciones estén en un proceso de acumulación y que en un breve período de tiempo veamos una suba interesante, comenzando por aquellas empresas ligadas a producción primaria.

¿Qué pasa con el petróleo?

Sucede que la política de desanclar el precio local del internacional no da resultado. El petróleo se vende en el mercado interno a U$S 58 y a nivel internacional a U$S 105. Con este diferencial de precios la producción elige exportar y el mercado interno quedará sin abastecer ante la falta de incentivos. Algo similar ocurre con la soja, trigo y maíz. Este es el país de la intervención, todo lo que tocan lo arruinan.

Conclusión

Argentina atraviesa una coyuntura política muy desesperanzadora, con una gran grieta en la coalición gobernante. Desde lo económico nos faltan insumos para poder crecer. Desde lo monetario la mega emisión del segundo semestre del año 2021 nos pasa la factura. Para salir necesitamos una gran suba del tipo de cambio oficial que el Banco Central quiere demorar, pero que inevitablemente tendrá que realizar si queremos salir adelante. Tiempo de esperar y no desesperar. Este gobierno no dará respuestas, faltan 500 días para las próximas elecciones, andá tachando cada día que pase.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes