Los 8 escalones de los dos millones: iba a batir un récord y una inesperada decisión sorprendió a todos

0
10
Ganó 8 millones en Los 8 escalones, pero tomó una inesperada decisión

“Que gane quién más se lo merezca, sé que se lo merecen los dos”, dijo Marina Calabró, jurado invitada a Los 8 escalones de los dos millones, sin saber que de alguna forma sus palabras serían un presagio de lo que ocurriría minutos después. Hernán tiene 38 años, está en pareja tiene dos hijos y acaba de recibirse de locutor, estaba jugando por cuarta vez en el programa de Guido Kazcka y luego de ganar y estar a punto de batir el récord -se iba a llevar nada más ni nada menos que ocho millones de pesos- tomó una inesperada decisión que sorprendió a todos los presentes.

El finalista y su compañera Georgina tuvieron que responder. “¿Cuál es el nombre de la familia real de Qatar? A: Bernadote, B: Al Thani, C: Zelensky y D: Saud”. Mientras que el hombre respondió B, la mujer A, lo que lo dio por ganador a él y sucedió “lo inédido, lo que nunca ocurrió”, como definió el conductor del programa.

El ganador fue Hernán. Pero resulta que con la nueva modalidad en el ciclo de El Trece, los participantes deben sí o sí regresar en la emisión de la noche siguiente para poder hacer efectivo su cheque. De lo contrario, se llevan lo obtenido hasta la noche siguiente y los últimos dos millones de pesos los obtiene quien fuera el otro finalista de la noche.

Fue entonces que recibió su cheque por el premio récord y el anfitrión del programa celebró: “El máximo ganador de Los 8 escalones de los dos millones, Hernán Parada, el máximo ganador, acá está, festeja, también Georgina, felicitaciones, los dibujos de los hijos (saca de su bolsillo), el gran ganador, Hernán de 38 años que trabaja para una empresa de ciberseguridad, vive en Villa Ballester con su pareja Romina, Josefina y Joaquín sus hijos, se recibió hace poco de locutor, y ahí tiene 8 millones con los que va a hacer de todo”.

“Bueno ganaste 8 millones, Hernán, qué días”, le dijo Guido llevándoselo aparte al sector más bajo de los escalones para charlar. “Muy poco sueño”, admitió el concursante cheque en mano y siguió: “La cabeza a mil”. “Seguro lo disfrutas vos, pero tambien quien te quiere, cuando pasan cosas lindas no le pasan a uno, también a la gente que uno ama”, señaló el conductor.

Luego, fue el turno de la pregunta de rigor: “Mañana podes ir por diez millones de pesos o sabes esta modalidad, te llevas seis y los dos se los das a Georgina y vuelve ella. ¿Qué vas a hacer? ¿Venís por más historia, por los diez millones?”. Luego de un extenso preámbulo, sorprendió con su respuesta: “Recién Marina (Calabró) me sacó la palabra de la boca, clebro un programa que premie el conocimiento, el saber nos libra de la esclavitud, podemos decir por nosotros, en un mundo de tanto odio hay solidaridad, yo vine acá por un sueño, voy a poder armar mi estudio, el proyecto familiar va a estar cubierto no del todo pero es un paso gigante a no tener nad, así que si Georgina acepta me gustaría ceder los últimos dos millones”.

“Ay, gracias”, se escuchó de inmediato un grito desde la otra punta y era el de Georgina, la otra finalista, celebrando la oportunidad que le estaba dando su contrincante. “Las cosas que me dijeron con esta nueva modalidad”, reflexionó Guido y Marina Calabró agregó: “Lo dijimos en la radio, ¿quién va a ceder dos millones? Por que el lugar es una cosa, pero lo que tanto te costó ganar y es un montón de plata estaba fuera de los cálculos, te juro que tengo lágrimas en los ojos, no puedo creer tu generosidad y entrega”.

“Vine por un sueño, pórque me encanta la idea de llegar a algo personal y profesional y creo fervientemente que uno tiene que desear tanto los sueños que al universo no le quede más que dártelo y quiero que otro tenfa la posibilidad. Vine a jugar, tiene un condimento que es el premio”, dijo y Guido reiteró: “Entonces te llevás seis (millones), no ocho” y él asintió: “Es mucho más de con lo que vine”.

“Te tengo que sacar el cheque y darte el de seis”, agregó y la secretaria cambió el cartel. Antes de despedirse, Hernán quiso hacer una mención especial: “Dejame decir que aprendí a leer con Berugo Carámbula y Atrévase a soñar y bailando con Johnny Tolentgo y hoy están las dos hijas del más grande”, es que además de Marina estaba también Ileana, hijas de Juan Carlos Calabró.

Antes de cerrar, Guido se dirigió a la otra finalista: “Ahora por decisión de Hernán, te pregunto, ¿Georgina volvés? Recién ahí te doy los dos millones de pesos”. Sin dudarlo, asintió: “¡Sí! Vuelvo”. Esta noche ella se asegurará los dos que le cedió su compañero y jugará por otros dos.

Seguir leyendo:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí