14.4 C
Uruguay
InicioInternacionalTras 100 días de guerra, Zelensky se muestra más sombrío: 20% de...

Tras 100 días de guerra, Zelensky se muestra más sombrío: 20% de territorio perdido y 100 soldados muertos por día

PARÍS.– En un discurso más sombrío que de costumbre, y cuando el este de Ucrania es escenario de violentos combates, el presidente Volodimir Zelensky alertó a los occidentales sobre las pérdidas que está padeciendo su país, donde el 20% del territorio ya se encuentra bajo control ruso.

“Tenemos que defendernos contra casi la totalidad de las fuerzas armadas rusas. Todas las formaciones militares rusas están implicadas en esta agresión”, dijo Zelensky al Parlamento de Luxemburgo en una intervención por videoconferencia.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, hablando con militares durante su visita a la región de Kharkiv.STR – Ukrainian presidential press-ser

“Entre 60 y 100 soldados ucranianos mueren cada día de combate y otros 500 son heridos. La situación en el este del país es verdaderamente difícil”, había dicho el joven mandatario el día antes al medio estadounidense Mediamax. Ese elevado número de pérdidas se produce en momentos en que las tropas ucranianas resisten por todos los medios a la poderosa concentración de fuerzas rusas que intentan tomar el control de la región de Lugansk, en particular en torno a la ciudad de Severodonetsk, capital administrativa de la región, donde el “80% de la ciudad está ocupada” y hay combates en las calles, según el gobernador de la región, Serguei Gaidai.

La región de Donetsk también se encuentra bajo nutrido fuego ruso. Cantidad de edificios fueron destruidos el martes por misiles en Sloviansk, unos 80 kilómetros al oeste de Severodonetsk, donde tres personas murieron y otras seis resultaron heridas. Este jueves otro ataque con misiles provocó varias muertes en Soledar, entre Sloviansk y Severodonetsk.

En los suburbios de Donestk, los separatistas prorrusos afirman haber cortado una de las dos rutas que permiten el aprovisionamiento de la cercana ciudad de Avdiivka, controlada por fuerzas ucranianas. Moscú se ha fijado como objetivo tomar el control de la totalidad del Donbass.

“El enemigo tiene una ventaja operativa en términos de artillería”, señaló por su parte el general Valeri Zalujny, repitiendo la necesidad de una “transición lo más rápida posible” de sus equipos hacia armas del tipo de las de la OTAN.

Un auto destruido está junto a un edificio residencial dañado por un misil en Sloviansk, Ucrania, 31 de mayo de 2022. (AP Foto/Andriy Andriyenko)
Un auto destruido está junto a un edificio residencial dañado por un misil en Sloviansk, Ucrania, 31 de mayo de 2022. (AP Foto/Andriy Andriyenko)

Antes del inicio de la guerra el 24 de febrero, desde la anexión de Crimea y la toma de un tercio del Donbass en 2014, las fuerzas rusas o prorrusas controlaban solo 43.000 km2 en Ucrania. En 100 días de invasión han avanzado en el este y el sur, a lo largo del litoral del mar Negro y del mar de Azov, y ya controlan un corredor costero estratégico que conecta el oeste de Rusia con Crimea. El 20% del territorio al que alude Zelensky representa 125.000 km2, mientras que otros 300.000 km2 están plagados de minas y municiones explosivas sin estallar (UXO).

En el sur del país, donde Rusia también ha tomado amplias franjas de terreno a partir de la península de Crimea, los ucranianos tratan de contraatacar mientras que Moscú evoca posibles referendos en julio para anexar todas las regiones conquistadas.

Respondiendo a aquellos que afirman que Kiev podría poner fin a la guerra cediendo todos los territorios ocupados por Rusia, la primera dama ucraniana, Olena Zelenska, afirmó en una entrevista con la cadena norteamericana ABC News: “Es simplemente imposible. Sería como conceder una libertad. Y aun cuando lo hiciéramos, el agresor no se detendría ahí. Continuará presionando. Seguirá lanzando ataques contra nuestro territorio”.

Pero las cifras macabras no se detienen allí: cerca de 12 millones de personas han sido desplazadas dentro del país, mientras otros cinco millones partieron al exilio. Unos cinco millones de niños padecen necesidades de todo tipo. La guerra tiene “consecuencias devastadoras para los menores a una escala y una velocidad nunca vistas desde la Segunda Guerra Mundial”, se alarma Unicef en un comunicado. Dos de cada tres menores en Ucrania fueron desplazados por los combates desde que comenzó la invasión. La mayoría padeció violencias psicológicas y físicas, víctimas de la impotencia de los adultos. Según las últimas cifras, por lo menos 262 niños murieron desde fines de febrero y otros 415 resultaron heridos.

En su intervención, Zelensky fue aun más lejos, denunciando a Rusia “por haber deportado más de 200.000 niños ucranianos”.

“Es uno de los crímenes de guerra más odiosos de Rusia”, dijo.

Respondiendo al pedido de Ucrania de obtener armas más potentes, Washington anunció el envío “de sistemas de misiles más avanzados y municiones que les permitirá alcanzar con precisión objetivos clave”. Kiev debería recibir lanzacohetes móviles, montados sobre blindados livianos, que permiten el disparo de numerosos misiles simultáneos llamados Himars, por “High Mobility Artillery Rocket System”. Ucrania también recibirá armas antitanques y cuatro helicópteros.

En el terreno diplomático, los 27 países europeos aprobaron finalmente el sexto paquete de sanciones contra Rusia aunque, tras un nuevo chantaje de Hungría, decidieron exceptuar de la lista de penalizados al patriarca ruso Kirill, incluido por apoyar sin reservas la invasión.

En todo caso, los efectos psicológicos devastadores de la invasión rusa en el Viejo Continente continúan: Dinamarca votó masivamente en favor de una integración del país a la política de defensa europea. Casi 67% de daneses dijo “sí” a esa propuesta planteada en referendo, respuesta calificada de “histórica” por los responsables europeos. País tradicionalmente euroescéptico, aunque miembro de la UE, Dinamarca había obtenido en 1993 una serie de excepciones, bautizadas “opt outs” sobre cuestiones europeas, sobre todo en materia de defensa. Ese país escandinavo, miembro fundador de la OTAN, podrá ahora participar en misiones militares del bloque.

La premier danesa, Mette Frederiksen, en Copenhague, tras el referéndum (Photo by Martin Sylvest / Ritzau Scanpix / AFP) / Denmark OUT
La premier danesa, Mette Frederiksen, en Copenhague, tras el referéndum (Photo by Martin Sylvest / Ritzau Scanpix / AFP) / Denmark OUTMARTIN SYLVEST – Ritzau Scanpix

“Hoy, Dinamarca envió un mensaje importante. A nuestros aliados en Europa, a la OTAN y a Moscú. Mostramos que, cuando Putin invade un país libre y amenaza la estabilidad europea, nosotros nos unimos”, declaró la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes