El BCRA devalúa al ritmo de la inflación y enfría la presión cambiaria

0
21
El dólar oficial sube más rápido que el “blue”.

Las expectativas devaluatorias parecen haberse calmado en los últimos dos meses. El Banco Central tomó la iniciativa de convalidar una devaluación del peso a un ritmo más acorde al de la elevada inflación doméstica, mientras que las elevadas tasas de interés en pesos contribuyeron a desalentar la demanda de divisas por fuera de las regulaciones oficiales.

Así, con dólares alternativos estabilizados en la zona de los 300 pesos y un tipo de cambio oficial que aceleró la marcha, la brecha de cotizaciones, que llegó a un máximo de 160% a fines de julio, se comprimió y retrocedió a los niveles de junio pasado.

Esta distensión o “pax” cambiaria es llamativa, dado el delicado nivel del stock de reservas, pues pasado el “boom” del dólar soja, con liquidaciones récord en septiembre, octubre se presentó negativo para la participación cambiaria del BCRA, al igual que el arranque de noviembre.

“A pesar de que el Banco Central sigue vendiendo reservas en el mercado de cambios y que la intensidad de la sequía va in crescendo, la demanda por cobertura cambiaria del mercado ha cedido considerablemente”, consideraron los expertos de Portfolio Personal Inversiones. Añadieron que “el mercado sabe que la pérdida diaria de reservas es inexorable -vale recordar que, sin dólar soja, la última compra relevante del BCRA fue USD 140 millones el 22 de agosto-. Los analistas sólo difieren en el orden de magnitud de los rojos mensuales que se hilvanarán de aquí a la llegada de la cosecha gruesa”.

El aumento del carry trade
El aumento del carry trade

Las posturas de venta de dólares en el segmento mayorista convalidan este viernes precios de $158,30 por unidad, unos 38 centavos por arriba del cierre anterior. En el último mes, el dólar interbancario gana un 6,5% desde los $148,58 del 4 de octubre último, una tasa que le pelea “mano a mano” a la inflación. En 2022 este tipo de cambio oficial sube 54,1 por ciento.

En contraste, el dólar negociado en el mercado paralelo cae un peso este viernes, a $286 para la venta, su precio más bajo desde el 11 de octubre pasado. En 2022 el “blue” gana 37,5 por ciento. Así, la brecha cambiaria con el dólar mayorista también se ajusta al 80,7% y es la más reducida desde el 23 de junio último (80,5%). De esta forma, el dólar libre experimenta un descenso de cuatro pesos o 1,4% en el breve transcurso de noviembre.

La tasa de devaluación que convalida el BCRA en el mercado mayorista es la más alta desde agosto de 2019

“El BCRA viene acelerando el crawling peg en noviembre a un ritmo promedio récord de 81,1% (Tasa Nominal Anual), erigiéndose como el máximo de la administración de Alberto Fernández. Pareciera que la autoridad monetaria busca achicar la brecha gradualmente ‘por abajo’, algo que históricamente no se ha logrado sin salto discreto. Por ahora el letargo del contado con liqui en $300 contribuye y le ha permitido reducir la brecha cambiaria a 92% -habiendo llegado a 160% con (la ministra Silvina) Batakis en julio-”, describieron los expertos de Portfolio Personal.

“Hay que destacar que este equilibrio inestable se sostiene gracias a un carry trade sin fin aparente, con el stock de plazo fijo creciendo bien por encima de la tasa de devengamiento mensual de intereses. Nuestra visión es que el contado con liquidación podría tener recorrido y la brecha volver a superar largamente el 100%, retroalimentando la dinámica de pérdida de reservas. No vemos mucho sentido a la relajación excesiva de las expectativas devaluatorias de las últimas semanas y, sobre todo, ante una sequía que sigue tomando intensidad. El humor puede cambiar rápidamente y volverse obvio lo que hace algunos días no lo era”, concluyeron los analistas de Portfolio Personal.

Seguir leyendo:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí