El colapso de un gigante financiero: 7 claves para entender qué falló en el Credit Suisse

0
15
La sede de Credit Suisse, en Berna, la capital helvética.

Las especulaciones en torno al futuro del gigante bancario suizo Credit Suisse se suceden desde hace varios meses en los mercados, en los círculos empresariales y políticos, así como en las redes sociales. Se trata del segundo banco suizo y uno de los bancos más grandes del mundo.

La entidad está en serios problemas y actualmente lucha por su supervivencia. En pleno proceso de reestructuración es probable que un resultado negativo provoque un impacto similar al causado por la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers en septiembre de 2008. Este evento desencadenó una de las crisis financieras y económicas más graves desde la Gran Depresión.

1) Crucial reestructuración. Para evitar declararse en quiebra, Credit Suisse se ha comprometido a presentar un plan estratégico el 27 de octubre. Este debería incluir la desinversión de las actividades de banca de inversión, el eslabón débil de su balance, según especulan en los mercados.

Las autoridades del banco comunicaron el 26 de septiembre que “va por buen camino con su revisión estratégica integral que incluye posibles desinversiones y ventas de activos”. La supervivencia requiere volver a centrarse en la gestión del patrimonio, dicen fuentes de la industria.

2) Duda por la liquidez. El director ejecutivo, Ulrich Körner, dijo a su personal en un nota interna la semana pasada que Credit Suisse cuenta con un capital y una liquidez sólidos. Y los ejecutivos de Credit Suisse dedicaron el fin de semana a tratar de tranquilizar a grandes clientes, socios e inversores sobre su posición de liquidez y capital, informó el domingo The Financial Times.

Las acciones de Credit Suisse han caído más de un 50% este año

El prestigioso medio británico señaló que un ejecutivo de Credit Suisse negó los informes de que el banco había contactado formalmente con los inversores sobre la posibilidad de aumentar el capital e insistió en que estaban tratando de evitar tal medida en un momento en que la cotización del banco está en mínimos históricos y los costos de endeudamiento son más altos debido a las rebajas de calificación.

Para evitar declararse en quiebra, Credit Suisse se ha comprometido a presentar un plan estratégico el 27 de octubre (REUTERS/Denis Balibouse)
Para evitar declararse en quiebra, Credit Suisse se ha comprometido a presentar un plan estratégico el 27 de octubre (REUTERS/Denis Balibouse)

3) Recientes escándalos. Los errores del banco de inversión sumieron a Credit Suisse en una sucesión escándalos en los últimos años, lo que revivió las especulaciones sobre su quiebra o su fusión con su rival UBS. Dos escándalos ocurrieron casi uno tras otro en 2021 y causaron pérdidas de varios miles de millones de dólares al banco.

El primero fue la quiebra de Greensill. Fundada en 2011, la compañía británica es un prestamista de la cadena de pagos y cuentas por cobrar, que se especializa en prestar dinero a empresas para que puedan pagar a sus proveedores. Luego transforma las deudas de estas empresas en valores financieros que revende a los inversores.

Por la dimensión de la entidad suiza, se teme una quiebra que pueda dañar a las bolsas internacionales, como ocurrió con el colapso de Lehman Brothers en 2008

El “castillo de naipes” comenzó a desmoronarse cuando estos inversores, incluido Credit Suisse, tuvieron dudas sobre el valor real de las deudas y abandonaron a Greensill, que luego se declaró en quiebra en marzo de 2021. Credit Suisse había invertido USD 10.000 millones de sus clientes en productos Greensill.

El segundo escándalo, en abril de 2021, involucró a la oficina Archegos Capital Management. Bill Hwang es un inversionista de Corea del Sur con sede en Nueva York. Tiger Asia, una empresa que fundó en la década de 2000, sufrió un gran revés en 2012 debido a acusaciones de abuso de información privilegiada. Hwang revivió gradualmente a Tiger Asia, que se convirtió en Archegos.

Si bien su empresa administraría USD 10.000 millones, Hwang convenció a los bancos, incluido Credit Suisse, para que le prestaran USD 30.000 millones para invertir más. En 2020, invirtió fuertemente en Viacom CBS, que vio dispararse el valor de sus acciones.

Sung Kook (Bill) Hwang, fundador de Archegos (REUTERS/Shannon/File Photo)
Sung Kook (Bill) Hwang, fundador de Archegos (REUTERS/Shannon/File Photo)

4) Morosos incobrables. A principios de 2021, Credit Suisse solicitó a Archegos Capital Management, que depositara fondos adeudados. Hwang prometió reducir los riesgos. Pero en marzo de 2021, las acciones de Viacom CBS colapsaron y los bancos le pidieron a Archegos que cubriera las pérdidas, lo que ya no pudo hacer. Como resultado, la empresa de Hwang quebró.

“Confío en que no confundan nuestro desempeño diario del precio de las acciones con la sólida base de capital y la posición de liquidez del banco”, dijo el director ejecutivo

“La investigación encontró una falla en la gestión efectiva del riesgo en el negocio de Prime Services de Investment Bank tanto por parte de la primera como de la segunda línea de defensa, así como una falta de aumento del riesgo”, concluyó una investigación independiente ordenada por Credit Suisse.

“En el mismo negocio, también constató una falta de control de los excesos de límites en ambas líneas de defensa como consecuencia de un insuficiente desempeño de las responsabilidades de supervisión en Banca de Inversión y en Riesgos, así como una falta de priorización de la mitigación y mejora del riesgo”, añadió la auditoría.

5) Talento que se va. Credit Suisse interrumpió contratos de profesionales que no van a ser renovados. Además, acaba de perder a uno de sus principales ejecutivos, Jens Welter, quien se fue para unirse a Citigroup después de 27 años en el establecimiento. Welter era codirector global de banca cuando se fue. Otra partida fue la del jefe de productos crediticios globales, Daniel McCarthy.

“Soy consciente de que hay mucha incertidumbre y especulación tanto fuera como dentro de la empresa”, admitió el director ejecutivo Ulrich Körner a los empleados en un memorando el 30 de septiembre. “Si bien apreciarán que no puedo compartir los detalles de nuestra transformación planes antes del 27 de octubre, también quiero asegurarme de que tengan noticias mías directamente durante este período desafiante. Por lo tanto, les enviaré una actualización regular hasta entonces”.

6) Desplome histórico de acciones. Hace un año, Credit Suisse tenía una capitalización de mercado de USD 22.300 y ahora su valor de mercado es de solo USD 10.400 millones. Las acciones de Credit Suisse cayeron un 56,2% a 3,98 dólares.

Para muchas fuentes de la industria, Credit Suisse no representa a primera vista un riesgo sistémico porque los problemas del banco son específicos del banco suizo

Es una verdadera pesadilla para el banco que había logrado capear la crisis financiera sin importantes daños. En el momento de esta crisis, las acciones de Credit Suisse ciertamente habían caído, pero solo habían bajado al nivel de USD 27, lo que parecía ser una hazaña para un banco en ese momento.

Las acciones de Credit Suisse comenzaron octubre como habían terminado el mes de septiembre, es decir en fuerte caída. De hecho, las acciones cayeron casi un 9% esta mañana, aunque recuperaron parte de la baja durante la rueda. Los diferenciales de los swaps de incumplimiento crediticio (CDS) del banco han aumentado considerablemente en los últimos días. Los CDS son productos financieros que son similares a una forma de seguro contra impago, por ejemplo.

“Confío en que no confundan nuestro desempeño diario del precio de las acciones con la sólida base de capital y la posición de liquidez del banco”, dijo Ulrich Körner. “Estamos en el proceso de remodelar Credit Suisse para un futuro sostenible a largo plazo, con un potencial significativo para la creación de valor”, agregó Körner. “Estoy seguro de que tenemos lo que se necesita para tener éxito”.

7) Especulaciones por un “Efecto Lehman”. Para muchas fuentes de la industria, Credit Suisse no representa a primera vista un riesgo sistémico porque los problemas del banco son específicos del banco suizo. En 2008, las dificultades de Lehman Brothers fueron problemas experimentados por otros bancos también.

Pero no puede perderse de vista que Credit Suisse es un banco universal, que ofrece servicios y productos tradicionales a los consumidores, principalmente en Suiza. El establecimiento es conocido mundialmente por sus actividades de banca de inversión (comercio, acuerdos como fusiones y adquisiciones, bonos, valores, etcétera) y operaciones de gestión de patrimonio. Es el banco de inversión el que puso a la empresa en estas dificultades, aunque fue, durante mucho tiempo, una de las grandes fuentes de ingresos y beneficios de Credit Suisse.

SEGUIR LEYENDO:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí