La fuerte caída de las acciones del Credit Suisse generó preocupación por el temor a un nuevo Lehman Brothers

0
23
FOTO DE ARCHIVO: El logo de Credit Suisse en un edificio del banco en Ginebra, Suiza, el 9 de junio de 2022. REUTERS/Denis Balibouse

Las acciones del banco suizo Credit Suisse caían cerca de un 9% en los primeras operaciones del lunes, debido a la preocupación del mercado por el grupo mientras finaliza un programa de reestructuración que se anunciará el 27 de octubre. Cerca de las 10.30 hora argentina, la caída era del 5 por ciento.

El temor a una caída similar a la del gigante norteamericano Lehman Brothers, registrada en la crisis del 2008-2009 en Estados Unidos, se apoderó de muchos inversores.

El director ejecutivo, Ulrich Körner, dijo a su personal en un nota interna la semana pasada que Credit Suisse cuenta con un capital y una liquidez sólidos.

Koerner prometió a los empleados actualizaciones periódicas durante este “período difícil” y dijo que Credit Suisse estaba “bien encaminado”.

“Sin duda habrá más ruido en los mercados y en la prensa de aquí a finales de octubre. Todo lo que puedo decirles es que sigan siendo disciplinados y se mantengan tan cerca como siempre de sus clientes y colegas”, afirmó el banquero.

“Sé que no es fácil mantener la concentración en medio de las muchas historias que se leen en los medios de comunicación, en particular, teniendo en cuenta las numerosas declaraciones inexactas que se hacen. Dicho esto, confío en que no confundan la evolución diaria de nuestra cotización con la sólida base de capital y la posición de liquidez del banco”, expresó.

Los ejecutivos de Credit Suisse dedicaron el fin de semana a tratar de tranquilizar a grandes clientes, socios e inversores sobre su posición de liquidez y capital, informó el domingo el Financial Times. Un portavoz de Credit Suisse declinó comentar esta información cuando fue contactado por Reuters.

El Financial Times sostuvo que un ejecutivo de Credit Suisse negó los informes de que el banco había contactado formalmente con los inversores sobre la posibilidad de aumentar el capital e insistió en que estaban tratando de evitar tal medida en un momento en que la cotización del banco está en mínimos históricos y los costes de endeudamiento son más altos debido a las rebajas de calificación. Durante este año, las acciones de Credit Suisse han caído más de un 50 por ciento.

Los inversores, mientras, realizan comparaciones entre esta situación y la crisis de confianza que sacudió al Deutsche Bank hace seis años, cuando se enfrentó a fuertes costos para concluir una investigación en Estados Unidos referida al mercado hipotecario. La crisis se redujo una vez que la firma alemana recaudó 8.000 millones de euros de nuevo capital y anunció un cambio de estrategia.

La semana pasada, Credit Suisse dijo que está trabajando en posibles ventas de activos como parte de su plan estratégico. Al respecto, el banco explora la venta de su unidad de gestión patrimonial en América Latina, excluyendo Brasil, y está considerando revivir la marca First Boston, según ha informado Bloomberg.

Reuters informó el mes pasado que Credit Suisse, el segundo banco más grande de Suiza, también estaba buscando recortar alrededor de 5.000 puestos de trabajo, alrededor de un puesto de cada 10, como parte de una campaña de reducción de costos.

El precio de los swaps de incumplimiento crediticio, CDS por las siglas en inglés, a cinco años se ha situado alrededor de 293 puntos básicos, muy por encima de los 55 puntos básicos de principios de año y el nivel más alto de la historia. Y muy superior a los niveles que alcanzaron en 2008.

Seguir leyendo:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí