la italiana Enel pondrá a la venta todos sus activos en Argentina

0
7

La firma europea definió que el país, junto con Perú, ya no forma parte de su estrategia. Se quedará en Chile, Colombia y Brasil.

La italiana Enel anunció este martes que venderá activos por 21.000 millones de euros (US$ 22.000 millones) para reducir su nivel récord de deuda, lo que la llevará a salir de varios mercados en Sudamérica, entre ellos la Argentina. En el país es dueña, entre otros activos, de la distribuidora eléctrica Edesur.

El grupo europeo también es propietario de centrales eléctricas térmicas (a gas), como Costanera, Dock Sud y de la hidroeléctrica El Chocón. Además, posee las líneas de transmisión CTM y TESA (que conectan los sistemas de energía eléctrica entre Brasil y el noreste argentino) y Yacylec (transporta la energía de Yacyretá).

La decisión de salir de Argentina, aunque se enmarca en una estrategia internacional, llega luego de que la firma atravesara años de congelamiento de tarifas, que recién ahora están empezando a actualizarse. El año pasado, fue Edenor, la otra gran distribuidora eléctrica, la que cambió de manos al pasar del grupo Mindlin al de Vila-Manzano.

Los otros activos que se pondrán a la venta son los de Perú y Rumanía. Ahora se centrará en seis grandes mercados, desde Italia y España hasta Estados Unidos, Brasil, Colombia y Chile.

Sin embargo, también se desprenderá de sus negocios en Ceará (Brasil) para incrementar el enfoque de sus redes de distribución en las grandes ciudades, como Río de Janeiro y Sao Paulo.

Enel, que es propiedad del estado italiano, se hizo de todos estas firmas cuando en 2009 pasó a tener el control de la española Endesa. En la Argentina es manejada por el brasileño Claudio da Cunha.




Central térmica Costanera. Foto: Rafael Mario Quinteros

La deuda de Enel era de 69.700 millones de euros a finales de septiembre.

“Se espera que el año fundamental de la estrategia de racionalización a largo plazo del grupo sea 2023”. sostuvo la empresa.

La mayor empresa de servicios públicos de Italia está luchando con el aumento de la deuda después de una oleada de adquisiciones para impulsar la producción de energía renovable. En los últimos años, Enel también se ha vio perjudicada por el aumento de los costos en medio de la crisis energética, las sequías que han reducido la producción de energía hidroeléctrica y la menor demanda debido a la pandemia.

El director ejecutivo, Francesco Starace, dijo el martes en la presentación de estrategia, que aún se avecinan tiempos difíciles, citando tanto los elevados precios del gas como las medidas gubernamentales para hacer frente a la crisis. Dijo que espera “al menos un par de años de turbulencias” y, por ello, la empresa está “adoptando un enfoque más conservador”.

Los activos de Perú, que podrían estar valorados en unos US$ 5.000 millones, ya han atraído el interés de potenciales inversores estratégicos y fondos de inversión.

Las acciones de la compañía subieron hasta un 2,9% en Milán a su nivel más alto desde el 11 de julio.

Enel ya completó en octubre la venta de todos sus activos de generación de electricidad en Rusia, que incluyen aproximadamente 5,6 gigavatios (GW) de capacidad convencional y unos 300 megavatios (MW) de capacidad eólica en diferentes etapas de desarrollo.

A principios de mes, Enel redujo sus proyecciones de ingresos netos ajustados para este año a € 5.000-€ 5.300 millones, ya que se espera que sus actividades en Italia sufran más que otros mercados regionales por la crisis energética.

La empresa pretende reducir la deuda a € 58.000-€ 62.000 millones a finales de diciembre y luego reducirla a € 51.000-€ 52.000 millones a finales del próximo año.

NE

Mirá también

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí