Una reforma laboral sería positiva

0
13

A falta de 2 meses para que termine el año, la empresa ya presenta un incremento en volúmenes de venta del 14%, y calcula terminar el año con una facturación de 200 millones de dólares.

Periodista: ¿Cómo ven la situación económica y particularmente del consumo en la Argentina?

Marcela Romero: El consumo en el año viene bastante parejo, más que años anteriores. Por ejemplo, el año pasado habíamos tenido momentos de alta demanda en eventos como el Cyber Monday. Este año lo vemos más parejo a lo largo del año. La inflación no nos cambió las ventas. Incluso en 2020 que fue un año difícil, el electrodoméstico fue un gasto bastante importante en la economía familiar, porque al estar tanto tiempo en casa nos dimos cuenta que necesitábamos cambiar algo y eso ayudó a sostener el mercado. Ya este año estamos por arriba que el año pasado. Y para 2023 esperamos estar más un menos un 5% por encima de este año.

P.: ¿Les genera un problema las restricciones para importar y el acceso a dólares?

M.R.: Veníamos bien y ahora se está frenando hasta que terminemos de entender los cambios en el sistema SIRA y cómo impacta con los proveedores de otros países, sobre todo de insumos. La mayor parte la intentamos migrar a proveedores locales, pero algunas cosas no se consiguen. El principal problema es que te cambia los plazos de pago. Lo estamos analizando tanto en Electrolux como con la cámara. Hubo un parate al principio, pero cuando levantamos la mano y avisamos que había riesgo de parar la producción, nos escucharon y la verdad es que no nos afectó en nada. Hay diálogo fluido con el Gobierno, y cuando una empresa encontró que tenía algún pedido que podía estar en riesgo se lo habilitaron.

P.: O sea que no afectó en el proceso productivo

M.R.: No llegó a suceder. Tuvimos situaciones de que si no entraba algo a tiempo teníamos que parar. Pero la verdad es que hasta ahora nos han liberado todo.

P.: ¿Cómo los afecta la falta de financiamiento a los consumidores?

M.R.: Nos sumamos al Ahora 30 y ya veníamos trabajando con el Ahora 12 y 24. Para que tengamos una idea, en eventos como el CyberMonday el 85% de las compras son con tarjeta y cuotas. Y cada vez se está incrementando más. Algo que nos preocupaba y que lo empezamos a hablar el Gobierno era el problema del límite de financiación de las tarjetas. Porque por los precios ese límite y los plazos nos restringe por mucho tiempo el poder de compra con la tarjeta. También lo hablamos con los bancos. Y de a poco se fueron ampliando los límites a distintos sectores, pero todavía no está solucionado.

P.: ¿Por qué Argentina en electro y tecnología es más caro que otros países?

M.R.: No creo que sea más caro. Lo que pasa es que tenemos productos más básicos. Los segmentos que más unidades mueve en Argentina son productos más sencillos. Entonces para tener otro tipo de productos más costosos hay que importarlos, porque no te conviene tener una línea de producción para pocas unidades en el año. En Electrolux estamos trabajando en un plan para exportar desde Argentina a la región.

P.: ¿Cómo ves la estructura impositiva sobre el sector productivo?

M.R.: Lo que siempre planteamos como cámara es que se haga cuanto antes una reforma laboral lo antes posible. Que sea más sencillo y menos riesgoso poder contratar personas, especialmente cuando hay que aumentar la producción. Desde otros países nos ven como un país en el que a pesar de que se levante el mercado y tengamos que producir más, el riesgo de contratar más trabajadores suele ser una preocupación. Creo que una reforma laboral sería muy positiva para el sector y la industria. Tenés temporadas que son muy altas, donde tenemos que trabajar todas las horas extras que sea posible, incluso el transporte se ha colapsado esos meses. Si nosotros pudiésemos contratar personal temporario, te ayuda a aprovechar mejor esos picos de temporada.

P.: ¿Sería una reforma laboral integral o acuerdos por sectores?

M.R.: Sé que es complicado. En nuestro caso cuando contratamos gente es para quedarse, no por temporada. Pero como país muchas veces tenemos que competir con otros países, con otras filiales, para traer los proyectos. Y que sea tan riesgoso contratar es uno de los puntos para que no te tengan en cuenta. Esa es la parte que me preocupa. Empezar por sector no me parece mala idea porque nos va a ir marcando qué funciona y qué no. Si funciona con las automotrices, quizás en línea blanca, que tiene una matriz similar podría probarse también. Sin que sea un impacto tan grande para los gremios.

P.: ¿Qué inversiones tienen planeadas? ¿Qué se necesita para que las empresas aumenten las inversiones?

M.R.: Es lo mismo que se viene hablando hace tiempo con todos los gobiernos que han pasado. En el caso nuestro, que somos filial de una organización multinacional, es que si vamos a hacer alguna inversión extra, que sepamos que le podemos pagar dividendos a los accionistas, o que van a poder recuperar la inversión cuando quieran. Esas cosas sencillas que en cualquier país no son discusión. En Argentina es redituable invertir, porque somos muy eficientes en costos, tenemos buen recurso humano, y hay proyectos que se están llevando a cabo muy bien. Y es una lástima que por esas cosas terminás perdiendo la oportunidad de invertir más. De todos modos nosotros tenemos proyectos y no se dejó de invertir ni siquiera en 2020 durante la pandemia. ¿Podría tener un paso más acelerado la inversión? Sí, pero se está haciendo igual.

P.: ¿De qué se tratan esas inversiones? ¿Tienen pensado abrir más fábricas en el país?

M.R.: Fábricas nuevas no. Sí ampliación de la nuestra. Uno de los cambios que hicimos ahora fue el lanzamiento de productos más eficientes. Son proyectos que llevan tiempos. Incorporamos más productos a Gafa. Y para adelante vienen nuestros proyectos de los que no puedo contar demasiado.

P.: ¿El cambio en la segmentación de tarifas de servicios públicos modifica los planes de la empresa?

M.R.: Nuestros productos ya son A y A+. Somos parte desde el inicio del cambio de etiquetas. Yo creo que en Argentina no somos todavía conscientes del costo de la energía. Nuestros proyectos tienen que ver con eso, con hacer productos más eficientes. El etiquetado seguramente va a hacer que tanto consumidores como productores seamos más conscientes.

P.: ¿Puede haber un impulso en las ventas?

M.R.: El Gobierno ahora tiene un plan que estamos volviendo a conversar sobre hacer cambios de heladeras que no son tan eficientes, y que nosotros podamos ofrecer de menor consumo. No sé cómo lo están pensando, pero es algo que se debería poner en marcha a comienzos del año que viene. Se habló en algún momento de un plan canje, pero en el momento no se podía porque estábamos con un mercado de más demanda de la que podíamos abastecer.

P.: ¿Cómo cierran el año y cuáles son las perspectivas para el año que viene?

M.R.: Estamos cerrando súper bien el año. Hemos incorporado gente. Hemos lanzado nuevos productos. Seguimos invirtiendo también en IT hacia adentro de la compañía. Estamos trabajando también en mejorar la experiencia de compra a través de nuestras paginas web, directo al consumidor. Y seguramente el año que viene se vengan más proyectos de omnicanalidad. Hoy el canal online está cerca del 15%, pero entendemos que podría ser más. Y creemos que nos puede ayudar a acercarnos más a los consumidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí