Unicef y la Sociedad Argentina de Pediatría piden que los niños se vacunen contra el sarampión, la rubéola y la polio

0
16
Faltan vacunar 1.274.962 niños para alcanzar la población objetivo establecida por el Ministerio de Salud (Getty)

Más de un millón de niños ya fueron vacunados en el país en el marco de la campaña nacional de vacunación contra sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis gratuita y obligatoria lanzada el 1 de octubre por el Ministerio de Salud de la Nación.

La iniciativa destinada a niñas y niños de 13 meses a 4 años finaliza el próximo 13 de noviembre y aún restan inmunizar más de 1,2 millones de chicos, según la población objetivo que había delineado la cartera sanitaria.

De allí que hoy, desde el Ministerio de Salud, junto con Unicef y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) llamaron a la población a sumarse a la campaña como “una oportunidad para reforzar la protección contra estas enfermedades, luego del descenso registrado en las coberturas de vacunación de Argentina en los últimos años”.

En un comunicado conjunto emitido por los organismos alertaron sobre “la disminución en las coberturas nacionales, que se vio acrecentada por la pandemia de COVID-19″. “La persistencia de bajas coberturas de vacunación supone el riesgo de reemergencia de enfermedades eliminadas y el aumento de casos de las enfermedades controladas mediante la vacunación”, señalaron los especialistas.

Hasta el momento en el país fueron vacunados 1.047.728 niños (Fuente: Ministerio de Salud)
Hasta el momento en el país fueron vacunados 1.047.728 niños (Fuente: Ministerio de Salud)

En Argentina, el sarampión, la rubéola y la poliomielitis son enfermedades que están eliminadas. Sin embargo, aún provocan brotes en otras partes del mundo, por lo que el país asumió y sostiene el compromiso de los logros alcanzados.

En este sentido , la campaña “Activá vacunas”, que se encuentra en ejecución desde el 1 de octubre, es una herramienta para brindar una segunda oportunidad a la población que no accedió a la vacunación y/o no tuvo respuesta inmune a la dosis aplicada.

Todos los niños y las niñas de 13 meses a cuatro años inclusive deben recibir las dosis de las vacunas triple viral (SRP) y antipoliomielítica (IPV). Estas dosis son adicionales, gratuitas, obligatorias y no requieren orden médica.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) categorizó a la Argentina como país de riesgo mediano-alto de reintroducción de virus como el de la polio y del sarampión (Getty)
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) categorizó a la Argentina como país de riesgo mediano-alto de reintroducción de virus como el de la polio y del sarampión (Getty)

La vacunación se realiza en todos los centros de salud, hospitales públicos del país, en instituciones educativas y puestos móviles. “Esta campaña es una oportunidad para reforzar la protección de toda la población frente al sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis -explicaron los especialistas-. Las vacunas de campaña pueden coadministrarse con la vacuna contra el COVID-19 y con cualquier vacuna del calendario nacional y así evitar oportunidades perdidas de vacunación”.

Una campaña exitosa debe alcanzar coberturas superiores al 95% en el tiempo establecido, en todas las jurisdicciones y departamentos del país. Estos son los criterios de eficacia, homogeneidad, oportunidad y eficiencia. En este sentido, la cobertura alcanzada a la fecha, transitando la quinta semana de campaña, es del 42% para un esperado del 90%. “Este impacto limitado es multifactorial, incluyendo la baja percepción de riesgo por parte de la población”, analizaron desde los organismos.

Y finalizaron: “Desde Unicef, la SAP y el Ministerio de Salud acordamos en la necesidad de fortalecer el compromiso de todas las partes para lograr las metas de esta campaña y sostener los logros alcanzados. Las vacunas salvan vidas y constituyen una herramienta para lograr equidad en salud”.

Unicef y la Sociedad de Pediatría alertaron sobre “la disminución en las coberturas nacionales, que se vio acrecentada por la pandemia de COVID-19″ (Europa Press)
Unicef y la Sociedad de Pediatría alertaron sobre “la disminución en las coberturas nacionales, que se vio acrecentada por la pandemia de COVID-19″ (Europa Press)

En septiembre pasado, las autoridades de salud de la región aprobaron una resolución para dar prioridad a los planes de mitigación de la poliomielitis durante la 30ª Conferencia Sanitaria Panamericana. La titular de la cartera de Salud de la Argentina, Carla Vizzotti, explicó en el lanzamiento de la campaña por qué es necesario que madres, padres y cuidadores acompañen a los chicos a vacunarse: “Tenemos que llegar al 95% de niñas y niños, para alcanzar una cobertura de vacunación suficiente para sostener la eliminación del sarampión, el síndrome de rubéola congénita y la poliomielitis y seguir trabajando para controlar las paperas”.

En la Argentina, las coberturas de vacunación pediátrica ya mostraban un descenso antes de la pandemia, la baja empezó a registrarse en 2017 y la situación se agravó a partir de la emergencia sanitaria internacional en 2020, con caídas promedio entre 10 y 15 puntos respecto a los años previos. Debido a esto, los expertos coinciden en que el riesgo de reintroducción del sarampión, la rubéola, y la poliomielitis es permanente, porque los tres virus continúan circulando en otros países de América y en el resto del mundo.

Seguir leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí