el gobierno presentará el resultado fiscal

0
9

En un guiño al organismo legislativo, días atrás el presidente Lacalle Pou declaró que “creer que el proyecto no es perfectible, es pecar de soberbia”. Claro está que no se aceptará todo cambio, por lo que se evaluará si las nuevas propuestas se condicen con la armonía del texto o la coherencia de la reforma, en palabras del mandatario.

Al dar inicio a la actividad de la comisión parlamentaria, se espera que Cabildo Abierto quiera introducir cambios “que no fueron considerados”. Asimismo, por el otro lado se recibirá a las delegaciones compuestas por organizaciones que darán su visión y contribuciones al proyecto.

Desde el Frente Amplio observaron tanto la composición de las delegaciones, en las que entienden deberían participar más organizaciones, como la cantidad de tiempo en la que está prevista el debate, sosteniendo que 40 días no se corresponden con la magnitud del proyecto a tratar.

El oficialismo está convencido de que la discusión no se desviará, ya que “el margen de cambio es escaso”, aunque esperan una discusión “fructífera” en la que escucharán “todo tipo de propuestas”. La meta es clara, y sigue siendo la intención del gobierno aprobar la reforma en materia de seguridad social para este año.

https://twitter.com/SenadoUy/status/1588282658504994818

Para los siguientes días

Este miércoles comienza a sesionar la comisión, donde como primera medida comparecerá el ejecutivo representado por la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, el titular de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, Saldain y probablemente el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie. Todos los integrantes mencionados se reunirán hoy en la cartera de trabajo para definir los lineamientos de la presentación.

Frente al Senado se presentará el “resultado fiscal esperado” con esta batería de medidas, lo que incluye proyecciones de ingresos, egresos y “evolución de los salarios”, entre otros factores del sistema estatal. El objetivo es fundamentar una “sostenibilidad” aproximada de unos 30 años, aunque cabe destacar que estos datos no fueron incluidos en la iniciativa.

Dese el ejecutivo se justificó la falta de rendición de cuentas en “el apuro de tener pronto el proyecto, con el aval de los líderes de la coalición, en la antepenúltima semana de octubre” . Por este motivo se “actualizaron” las proyecciones con los cambios más importantes, como por ejemplo el cambio generacional en el régimen de transición, que de comprender a los nacidos entre 1967 y 1971, pasó a involucrar a los nacidos entre 1973 y 1975.

La postura del FA

El Frente Amplio ya anunció que está en contra de esta reforma, y explicará sus razones en una gira. La oposición sostiene que las necesidades sociales no fueron tenidas en cuenta, al margen del espacio creado por la LUC para una comisión de expertos que hizo un informe de diagnóstico y otro de sugerencias. Este espacio no atendió los reclamos o preocupaciones civiles a la altura, y se sumó a la falta de mérito de la información brindada en cuanto a datos, números y estimaciones que carecen de sustento y se califican de “insuficientes”.

Asimismo no es claro el beneficio para el sector opositor, que considera un mal negocio el aumento de la edad jubilatorio sin contrapartida en los ingresos, trabajando más y ganando menos o lo mismo pero luego de una mayor cantidad de años de aportes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí