6.3 C
Uruguay
InicioEntretenimientoWill Smith renunció a la Academia de Hollywood después del cachetazo a...

Will Smith renunció a la Academia de Hollywood después del cachetazo a Chris Rock en la ceremonia del Oscar

A menos de una semana del escándalo provocado por el cachetazo que le dio a Chris Rock en plena ceremonia del Oscar, Will Smith anunció su renuncia a la Academia de Hollywood. De esta manera, el actor se anticipó al veredicto de la junta directiva (Board of Governors) de la Academia, que había fijado para el 18 de este mes una reunión para analizar posibles sanciones (una expulsión o una suspensión) para el actor por su comportamiento.

“La lista de personas a las que he lastimado es larga e incluye a Chris, su familia, muchos de mis queridos amigos y seres queridos, todos los asistentes y audiencias globales en casa”, dice el texto de la renuncia de Smith. “Traicioné la confianza de la Academia. Privé a otros nominados y ganadores de la oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo. Tengo el corazón roto”, agrega.

“Quiero volver a centrarme en aquellos que merecen atención por sus logros y permitir que la Academia vuelva al increíble trabajo que hace para apoyar la creatividad y el arte en el cine. El cambio lleva tiempo y estoy comprometido a hacer el trabajo para garantizar que nunca más permita que la violencia supere a la razón”, cierra el actor, que atraviesa el momento más complicado de su carrera, con su futuro personal y profesional envuelto en una gran incertidumbre.

Poco después, la Academia confirmó la aceptación de la renuncia de Smith a través de un comunicado firmado por su presidente, David Rubin. Pero al mismo tiempo informó que el procedimiento disciplinario abierto en contra del actor por violaciones a los códigos de conducta de la entidad continuará sin alteraciones con vistas a la reunión del 18 de este mes.

En su renuncia, Smith no hizo mención alguna al premio que obtuvo el domingo pasado en la misma ceremonia, pocos minutos después del escándalo como mejor actor protagónico por su labor en la película Rey Richard: una familia ganadora. Del texto se desprende que la renuncia alcanza solo a su condición de miembro de la Academia de Hollywood, pero no resigna el Oscar que recibió esa misma noche.

Will Smith durante su discurso en el Oscar, con un gesto que anticipa el texto de la renuncia a la Academia de Hollywood que acaba de presentar

El altercado que a esta altura se considera como el mayor escándalo de toda la historia del Oscar se produjo cuando el comediante Chris Rock hiciera una broma sobre el aspecto físico de Jada Pinkett, esposa de Smith, que el actor tomó como un agravio relacionado con su salud. Pinkett, que estaba sentada junto a su marido, sufre un cuadro de alopecia que le provoca la pérdida del cabello. Smith se levantó de su asiento, se acercó al escenario y le pegó una cachetada a Rock.

El episodio desató una controversia que creció en los últimos días con versiones contrapuestas sobre lo que ocurrió inmediatamente después. La Academia de Hollywood, que enfrenta una crisis interna por el episodio, en un principio reveló que le había pedido a Smith que abandonara de inmediato la ceremonia y que el propio actor se negó a hacerlo. Poco después trascendió que esa solicitud nunca llegó a producirse de manera formal y que Smith permaneció en su lugar a instancias del productor general de la ceremonia, Will Packer, que tenía seguramente en su conciencia muy claro lo que podía pasar si el casi seguro ganador de uno de los premios más importantes de la noche dejaba su asiento.

Packer, en declaraciones televisivas realizadas este viernes, amplió su testimonio y dijo que la iniciativa para que Smith permaneciera en el Teatro Dolby surgió del propio Rock, quien no levantó ningún cargo o acusación contra Smith. La policía de Los Ángeles, de hecho, estaba preparada para llevarse detenido a Smith si eso se producía. Rock, que viajó el miércoles pasado a Boston para abrir allí una gira de presentaciones con su nuevo espectáculo de comedia, Ego Death, todavía no hizo comentarios sobre lo ocurrido. Lo único que dijo hasta ahora fue que estaba “procesando” todo lo ocurrido, pero su entorno se encargó de relativizar los dichos de Packer.

Varios medios de Hollywood recordaron en las últimas horas que Rock tiene seis meses más de tiempo para presentarse ante la policía y denunciar la agresión. De acuerdo con las leyes de California, si el comediante llegara a presentar alguna acusación y se comprueba la culpabilidad de Smith, éste podría recibir una multa de hasta 100.000 dólares y afrontar una condena de hasta seis meses de cárcel.

Chris Rock en Boston, el miércoles pasado, antes del primer show que ofreció luego del escándalo del Oscar
Chris Rock en Boston, el miércoles pasado, antes del primer show que ofreció luego del escándalo del Oscar Backgrid/The Grosby Group

Antes de conocerse la renuncia se conjeturaba que la sanción más probable contra Smith era una suspensión prolongada como integrante de la Academia de Hollywood y la prohibición absoluta de participar en la ceremonia del Oscar del año que viene. La tradición de estos premios dice que el ganador del premio al mejor actor es quien presenta y entrega al año siguiente el Oscar a la mejor actriz. La posibilidad de que la Academia decidiera expulsar a Smith no parecía estar en consideración de la entidad. El riesgo más grande que enfrentaría Smith es una posible decisión de la Academia de eliminar su nombre durante los próximos años de cualquier candidatura por el Oscar. Si eso ocurre, la carrera de Smith en el cine de aquí en adelante sufriría un duro golpe.

Ahora la situación cambia por completo y la Academia, aunque insista en seguir sin alteraciones con el procedimiento disciplinario contra Smith, deberá recalcular la evaluación del episodio para su reunión del próximo 18 de abril. De todas maneras, el escándalo no solo involucra a una de las más importantes estrellas de Hollywood. También abrió profundas derivaciones en el seno de la entidad, sobre todo después de que se supo que Smith mantuvo después del escándalo una reunión vía Zoom con el presidente de la Academia, Rick Rubin, y la CEO Dawn Hudson, pero ninguno de ellos reveló el hecho al resto de la junta directiva, que integran, entre otros, el director Steven Spielberg y la actriz Whoopi Goldberg, hasta que trascendiera a través de la prensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más popular

Comentarios Recientes